Estas inquietantes declaraciones fueron hechas el día de hoy por nuestro flamante Secretario de Hacienda, en el marco de la toma de protesta de Manlio Fabio Beltrones como presidente del PRI.

 

Para Luis Videgaray, hoy fue un día “particularmente volátil en los mercados internacionales”

 

Asegura que no habrá aumentos de precios a los productos y servicios y consideró que la devaluación por arriba de los 17 pesos, no afectará la economía mexicana.

 

Recalcó que “A pesar de la volatilidad de los mercados financieros, China y la depreciación del tipo de cambio, esta volatilidad internacional no afecta a la economía familiar”

 

También comentó que el principal objetivo del gobierno de Peña Nieto, es que esta volatilidad no afecte a las familias mexicanas.

 

Ya hemos comprobado que en Peñalandia todo es posible, por eso ahora también podemos presumir que tenemos un Secretario de Estado “soñador y con buen sentido del humor”

 

Sin embargo ¡Vamos bien! o como nos dijo Peña Nieto hace unos días, “A otros países les ha ido peor”

 

¿Acaso nuestro Secretario de Hacienda sabe lo que es ir al supermercado y salir cada día con menos bolsas y más gastado?

 

¿Sabrá cuanto han subido las colegiaturas de los colegios particulares? A los cuales los padres tienen que llevar a sus hijos, buscando una alternativa a la también pésima situación educativa de nuestro país.

 

¿Estará enterado de que la Secretaria de Hacienda, la cual es la dependencia en la que el cobra y funge como secretario, también informo que el pronóstico del PIB para este año, ya se ajustó a la baja a un mediocre 2.2% a 2.8%?

 

Si él considera que estos números son “normales”, ojalá y se diera una vuelta por las calles de cualquier ciudad, para que vea como la sociedad tiene que hacer sacrificios y luchar diariamente para su subsistencia, sin olvidar que ya está harta de tanta declaración estúpida, llena de demagogia y que se expresa con la tranquilidad que otorga un sueldo seguro y una comunicación unilateral, es decir sin nadie al frente en ese momento que le contradiga.

 

Que bonito ha de ser atender en una lujosa oficina sin tener que preocuparse por la mensualidad de su lujosa casa “blanca” ya que gracias a sus prestaciones del Infonavit, la puede cubrir sin riesgo de perderla.

 

Ojala y el Sr. Videgaray, pudiera tener un poco de sensibilidad ante la desgracia económica, que vivimos todos lo días miles de mexicanos que ya no sentimos lo duro sino lo tupido. #Bancos #Finanzas