1.DESCUBRE DE DONDE VIENE SU MOTIVACIÓN

Comprende que la motivación viene del interior. La clave entonces es lograr que las personas se auto-motiven. Los grandes líderes dicen y toman acciones que generan algo dentro de las personas. No administran a las personas en sí ya que esto es una responsabilidad que cada uno debe (o debería) tomar. Todo comienza por dentro

2.EMPATIZA PRIMERO CON LA GENTE

Este simple consejo es una maravilla: para recibir antes hay que dar. No esperes a que los demás tomen la iniciativa para lograr tus objetivos o los de la institución, haz lo que tengas que hacer para tomar el control de la situación. Para ser escuchado primero tienes que escuchar. Pon atención, observa, analiza y después actúa sin titubear. El líder que crea lo que esta deseando siempre genera admiración

3.ESTABLECE REGLAS CLARAS DESDE EL PRINCIPIO

Como en los deportes: hay que establecer las características y reglas del juego para que todos puedan dar lo mejor de sí. Lo mismo pasa en las relaciones personales y laborales, si no hay reglas o no hay parámetros para moverse, se genera el caos. Comienzan a llenar esos espacios vacíos que no se llenaron y hacen lo que quieren o creen conveniente. Por esto hay que tener objetivos bien claros y comunes para el bien y progreso de todos

4.PROPORCIONA RETROALIMENTACIÓN

Para obtener grandes resultados con la gente es imprescindible conocer a tu gente. Los logros se alcanzan por la neuro-asociación positiva de una buena acción recompensada en repetidas ocasiones. Di qué es lo que esperas siendo claro pero pon atención a lo que hacen, siempre mantén en mente que para ser líder y que la gente te siga, primero debes cubrir sus necesidades. Si no proporcionas retroalimentación entonces ellos elaborarán la suya o no se sentirán validados

5.PREDICA CON EL EJEMPLO

Si requieres voluntarios, se el primero en ofrecerte; si quieres que los empleados ayuden, se el primero en ayudar ¡Si quieres algo, primero hazlo tú! Los líderes motivan pero los grandes líderes inspiran, es decir, encienden el motor de sus seguidores siendo un guía. Motivar es algo momentáneo que es muy útil pero inspirar significa algo mucho más profundo y duradero

6.DI SIEMPRE LA VERDAD

No te reserves la verdad y se rápido en decirla a menos que sea el momento inadecuado. Aunque la verdad no siempre sea la mejor, se pronto a afrontarla y compartirla. Ver a alguien que es verdaderamente genuino causa un impacto positivo. Fomenta confianza y compenetración con los demás

7.CONOCE TU PROPÓSITO

Siempre recuerda tu visión. Debes saber para qué estas haciendo lo que estas haciendo y lo que esperas de tu equipo. Una persona exitosa siempre tiene en la mira su objetivo, incluso más allá de su objetivo, tiene una visión amplia, puede ver la perspectiva mayor. Un buen líder siempre está ayudando a su equipo a mantenerse enfocado en la Visión mayor.

8.HAZ PRIMERO LO QUE MÁS TE CUESTE

Muestra a tu equipo las prioridades y si lo peor es lo que se debe hacer, entonces hazlo primero. Después de eso, lo demás parecerá sencillo, además mostrarás fortaleza. Quien primero desea hacer lo más sencillo puede parecer que desea más el confort. En cambio aquél que no le importa la incomodidad con tal de lograr sus objetivos y metas, inspira

9.CONOCE LAS FORTALEZAS DE TU GENTE

Realzar los atributos positivos y enfocar de diferente manera los no tan fuertes, alienta a dar lo mejor de la gente. Para este punto ayuda mucho el 4, la retroalimentación. Al conocer sus puntos fuertes sabrás cómo agilizar las tareas a realizar. También es bueno conocer sus puntos menos fuertes para así lograr ayudarlos y/o saber en qué mejorar

10.DESISTE QUERER TENER SIEMPRE LA RAZÓN

Estar siempre en lo correcto desespera. Muéstrales que sabes de antemano que no siempre estarás bien. Esto es un sello distintivo de grandes líderes, ya que saben que no son perfectos. Les da un lado más humano que genera en su gente lealtad, empatía y por supuesto inspiración #Trabajo #México