Por Rubén Rivera, @peperru

Ciudad de #México, 16 de febrero de 2016

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) multó a Volkswagen México por  más de 168 millones de pesos por importar y comercializar  45 mil 494 vehículos del año de 2016 y sólo 112 de obtuvieron la certificación ambiental. 

Ver la infografía.

La Norma Oficial Mexicana establece la máxima cantidad de ruido que pueden producir los automóviles y los límites de emisión de monóxido de carbono, oxido de nitrógeno y de hidrocarburos así como en nivel aceptado de partículas que un automóvil puede arrojar por el escape. 

Entre los vehículos que fueron comercializados se encuentran  Seat, Volkswagen y las marcas de lujo Bentley, Audi y Porsche.

Ver la infografía.

La multa llega cinco meses después del escándalo mundial  de la automotriz alemana donde colocó un software para esquivar los controles medioambientales en más de 11 millones de vehículos diésel en todo el mundo, incluyendo  también motores a gasolina. En un comunicado la PROFEPA informó que aun investiga si los vehículos que fueron comercializados en México durante los años de 2009 al 2015 pudieron ser afectados por la comercialización del software  que disfraza las emisiones contaminantes. 

A pesar del escándalo, las ventas de los autos ligeros de Volkswagen aumentaron en México 13.1 por ciento durante el mes de enero de 2016, según lo reporta la  Asociación Mexicana de Distribuidores de Automóviles (AMDA), y en todo el mundo aumentaron 3.7 % durante el mismo mes en relación al del año de 2015. 

En un comunicado emitido la mañana de este martes la empresa asegura que todos los vehículos modelo 2016 de las marcas del Grupo Volkwagen comercializados en México, cuentan con los certificados ambientales NOM-042-SEMARNAT-2003 y NOM-079-SEMARNAT-1994.

El comunicado informa que la multa fue ocasionada por un proceso administrativo de forma no intencional que fue llevado a destiempo por Volkswagen de México, argumentando que todos los vehículos que son comercializados en México cumplen con la normatividad vigente en materia ambiental, además de la situación no implica ninguna afectación para los dueños de los vehículos. El comunicado concluye diciendo que los automóviles son seguros y pueden ser utilizados sin restricción. 

Ve también: 

Durante el porfiriato se regalaba petróleo a los extranjeros

Pemex estrena director general #Gobierno #Ecología