Las expectativas de crecimiento para el presente año se ubicaban en un 2.7%, sin embargo, claramente la economía mexicana  no presentará dicho crecimiento. Como ya es costumbre, desde el primer trimestre del año, se han hecho recortes de crecimiento, y obviamente este año no será la excepción. Es más, el ámbito económico que le espera a la economía mexicana no pinta nada bien.

Actualmente, hay dos situaciones claves que se discuten: en primer lugar, el obvio estancamiento económico y la incapacidad de crecimiento, y en segundo la inflación, la cual se ha vuelto una verdadera amenaza.  Las nuevas expectativas de crecimiento se ubican en 2.4%, esto a expensas de lo que ocurra los próximos meses en el ámbito internacional. El tema de la inflación, aunque no ha sido tan alarmante para las autoridades monetarias, durante un tiempo; parece ser un tema dl cual ocuparse. En febrero se vivió la mayor inflación de los últimos 10 meses,  y los pronósticos indican que iría en crecimiento por el resto del año, alguno especialistas han indicado que estaría cercana al 3.4%, superior al 3.1% anunciado por Banxico el pasado miércoles.

Por otro lado la interminable situación de la paridad cambiaria no parece tener solución en el presente año, aunque actualmente el dólar ha “bajado” a precios de $17.5 pesos (en bancos de la Cd. De #México), no parece que la tendencia siga a la baja por el resto del año, y seguramente estará cercana a los $18 pesos sobre el final del año, y a inicios del próximo. Así que las acciones de Banxico los próximos meses serán fundamentales para dar seguimiento y buscar una posible solución, ya sea que ponga como prioridad la inflación o la paridad cambiaria. Ya que está claro que se ha dejado de lado la búsqueda por el crecimiento económico.

Al parecer solo la inversión extranjera podría aminorar el daño, ya que se espera que entre el presente año y los próximos dos, el sector de telecomunicaciones capte unos 13,000 mdd, lo que convertiría a México en una de las 10 naciones con mayor captación de inversión. Pero claro, estamos hablando del largo plazo, y tal como ha ocurre cada año, se ha empezad a planear como se resolverá la situación de la economía mexicana en un futuro, y no se ha hecho una adecuada estrategia para la economía mexicana y de los mexicanos, y su situación actual. #Gobierno #Finanzas