Han pasado ocho años desde la última crisis financiera que desestabilizó los mercados alrededor del mundo, curiosamente, en promedio cada 5-7 años; ya sea por alguna u otra causa, existen fenómenos económicos que la provocan.

La situación actual para ser el inicio de una nueva burbuja bursatil, basta con analizar la situación economica mundial para darnos cuenta de esto; en los últimos meses se han visto caídas en los mercados financieros, el inicio de un Bear-Market y continuas caídas en las bolsas de economías solidas han dado muestra de lo  rápido repentino que podría estallar en una crisis, si no maneja la situación adecuadamente. En estos momentos China está en desaceleración, Japón en recesión, más de los países europeos en recesión también, los países emergentes se han estancado

La inestabilidad de los mercados que se prevé para el resto del año y aun en el próximo, tendrá un efecto en decisiones de los accionistas, claramente ellos buscan un mercado sólido y seguro, por lo que los intentos de los #Bancos Centrales de aumentar las tasa de intereses (Como lo ha hecho Banxico, para buscar evitar una salida de capitales) resultaría inútil. Está acción busca “premiar” a los accionistas y así no retirar sus inversiones, mientras lo que deberían de buscar es fortalecer el mercado. Como ya hemos visto en cuanto un Banco Central aumenta la tasa de interés se inicia una reacción en cadena. Ante la incertidumbre, los accionistas buscan colocar su dinero en una moneda sólida y confiable; dicha moneda que cumple – o así lo interpretan los accionistas – es el dólar.

¿Qué hacen los Bancos Centrales de otros países, para combatirle al dólar? La respuesta es: Emitir Dinero. En el campo de la economía y política monetaria, esta acción ha sido cuestionada desde hace mucho tiempo. Actualmente países como China, Japón, Gran Bretaña, EUA, están imprimiendo una enorme cantidad de dinero, pero no es solo dinero que llega a las familias y se usa en bienes de consumo, es dinero que llega a los mercados financieros, dinero que se ubica en acciones y más acciones. El verdadero problema se centra en el momento en que los mercados accionartios empiecen a colapsar, toda esa cantidad de dinero se irá a los mercados estadounidenses. Y, ¿Qué ocurre cuándo hay pánico financiero? Todo dependerá de qué acción decida implementar la FED, que seguramente será la decisión de “flexibilizar” las políticas tomadas, para tratar de revertir la situación.

Otro punto importante a analizar es la deuda, los países que consideramos más sólidos económicamente, las potencias mundiales están hundidos en deuda; económicas cuyas deudas supera el 100% del PIB. Y todos lo saben, los puntos que se han mencionado son conocidos por todas las economías, conocen su situación y la de los demás. La puerta está abierta para la llegada de una crisis financiera, y la situación no parece ir mejorando, todo lo contrario, en estos momentos las acciones que se toman son fundamentales, pueden empeorar la situación, como seguramente lo harán y solo quedará esperar a ver en qué economía estalla la burbuja. #Gobierno #Finanzas