La #Escuela representa el lugar donde los niños pasan gran parte del tiempo y es aquí donde ocurre el mayor número de accidentes como fracturas, caídas y golpes, principalmente en los recreos, las clases de educación física, baños o talleres.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (CONAPO), en nuestro país, el grupo de niños más propenso a sufrir accidentes pertenece a un rango de 6 a 10 años, siendo la esfera escolar donde ocurren más defunciones.

Asimismo, se estima que la tasa por fallecimiento a causa de accidentes durante la edad escolar se ha incrementado cuatro veces más que la provocada por las enfermedades infantiles, además de que se han convertido en la tercera causa de hospitalización, representando importantes pérdidas económicas para el sistema de salud en nuestro país, ya que estima que 9 de cada 10 accidentes que ocurren se pudieron evitar.

Este tipo de accidentes además de ocasionar importantes consecuencias como discapacidades y en algunos casos hasta la muerte, también afectan seriamente la economía familiar poniendo en riesgo los ahorros y hasta el patrimonio si consideramos que el costo mínimo para atender una emergencia médica es de 2 mil pesos.

Si bien no es una obligación para todas las escuelas contar con un seguro de accidentes escolares, las instituciones del sector educativo sí están obligadas a brindar protección a sus alumnos, de manera que el seguro se convierte en el instrumento perfecto para amparar a los menores ante situaciones de riesgo.

Los accidentes, por su naturaleza, son acontecimientos inesperados y requieren de una planeación y prevención para su adecuada solución, por lo que resulta indispensable verificar que el centro educativo al que asisten nuestros hijos ofrezca un seguro de accidentes y revisar cuál es su cobertura, las más comunes son gastos médicos, pérdidas orgánicas o muerte accidental.

En este sentido, la empresa mexicana, HIR Seguros con 15 años de experiencia, cuenta con un seguro de accidentes escolares con tres coberturas que amparan gastos médicos, pérdidas orgánicas e indemnización por muerte accidental por tan sólo $37.00 pesos anuales.

Si bien, se ha incrementado en los últimos años el número de mexicanos que se preocupa por contar con un seguro para atender cualquier eventualidad, es necesario que la cultura de prevención también se desarrolle en las escuelas e inculcar a los menores la importancia de evitar correr dentro del aula o pasillos, no empujar a sus compañeros, abstenerse de juegos violentos, no leer mientras se camina o cuando suben o bajan escaleras, no pararse sobre los pupitres, sillas o escritorios, caminar despacio al salir escuela, no aventarse el borrador u otros objetos, entre otras importantes medidas de #seguridad#Accidente