Ya desde hace algún tiempo el envío de dinero a través de las #remesas familiares, desde Estados Unidos hasta México, se había visto afectado por la crisis y el aumento de las comisiones. Las nuevas normas reguladores ahorcaron muchas de las pequeñas empresas que tramitaban las transacciones.

El periódico estadounidense New York Times explicó el fenómeno contando las historias de negocios de transferencia de remesas como la Atlantic City e Interamericana Express.

Principal destinatario de remesas familiares

México es un gran aleado económico de Estados Unidos porque es el destino de millones y millones de dólares enviados desde Estados Unidos. Un tráfico de dinero sólido que tiene como base los lazos familiares. Según las últimas estadísticas del Banco Mundial, en 2015 llegaron más de 24.300 millones de dólares producidos en territorio norteamericano hasta tierras aztecas. Casi todo el dinero que llegó desde el extranjero a México y una quinta parte del que salió de Estados Unidos.

Financiamiento ilícito

Ya desde hace dos años las grandes entidades bancarias comenzaron a tomar distancia en el tema de las remesas familiares. Prefirieron no tener ninguna participación en lo que consideran tráfico de pequeñas sumas de dinero. En África, el uso de este sistema fue bloqueado luego de que se verificara el financiamiento de organizaciones terroristas como Boko Haram por medio de estos envíos de dinero.

La posición de los bancos grandes

Bank of America y JPMorgan Chase cerraron el servicio de envío de dinero. Citigroup tuvo que pagar una multa de 140 millones de dólares porque no aplicó las medidas necesarias para evitar el lavado de dinero. “Los bancos simplemente prefieren no tener relación con este tipo de negocios”, declaró Peter Ohser, representante de MoneyGram International, una de las más grandes empresas de remesas en Estados Unidos.

Familias excluídas

Wells Fargo aún mantiene abierto el servicio de remesas hacia Estados Unidos. Sin embargo, la oferta no está abierta a todo el mundo: pueden acceder a ella solamente las empresas o agentes financieros. Las personas individuales, que en su mayoría son las que utilizan este método para mantener a sus familiares en la distancia, quedan excluidas. Las revisiones de los estados de cuenta y solvencia económicas son cada más estrictos.

En medio de este cuadro, la victoria electoral de Donald Trump ha aumentado los temores y las preocupaciones. ¿Qué pasará con las remesas familiares? ¿El nuevo presidente las eliminará completamente? ¿Aumentará más todavía las comisiones? ¿Sólo quien tiene papeles en regla podrá usa el servicio?

Efectos económicos de la medida

Trump ha prometido bloquear las remesas familiares en México si el país vecino no se compromete a pagar la construcción del Muro en la frontera. Según el empresario, no hay muchas opciones: o con un sólo pago – o al máximo dos – México tendrá que desembolsar casi 10.000 millones de dólares para la construcción del Muro. Durante el encuentro con el presidente mexicano #Enrique Peña Nieto, Trump dijo que no, que no será un gasto único de los mexicanos, pero a la salida declaró el contrario y dijo que el mandatario mexicano estaba de acuerdo. Es importante recordar que eran tiempos de campaña electoral, ahora hay que ver cuál será el tono del presidente una vez llegado a la Casa Blanca. Cierto es que las pérdidas económicas para México superarían el 2,3 % del Producto Interno Bruto y tendrían también efectos en las finanzas norteamericanas. #Donald Trump