La doctrina económica de USA se sustenta en espejismos del desarrollo capitalista, las crisis hilvanadas una tras de otra desde el año 2001 así parecen indicarlo. El 11 de septiembre del 2001, por actos terroristas, USA enfrentó la caída de las torres gemelas, hubo más de 3000 muertos y unos 6000 heridos. La empresa Enron, especialista en energéticos fue declarada en quiebra el 2 de diciembre del 2001 porque maquillaron sus balances contables para conseguir préstamos y vender acciones, 21 mil empleados se fueron a la calle y las pérdidas superaron los 63 mil millones de dólares, esto provocó el cierre de cientos de empresas más pequeñas.

En julio del 2002 se declaró en quiebra WorldCom, empresa de telecomunicaciones, sus deudas tan solo en intereses vencidos superaban los 75 mil millones de dólares, más de 40 mil empleados se fueron a la calle, los accionistas perdieron 180 mil millones de dólares, sus balances contables también fueron maquillados para tener acceso a créditos y participar en el mercado accionario. En el año 2003, General Motors Company, sin estar en quiebra, señaló que las prestaciones para sus empleados eran altas y podían suponer desembolsos futuros de billones de dólares tan solo en liquidaciones, la solución fue la descentralización.

General Motors logró instalar armadoras en otros países como México para desahogar lo que pudieran ser problemas a futuro con sus empleados norteamericanos a la hora de liquidarlos, además la mano de obra mexicana es mucho más barata. Las Ondas Expansivas de las crisis norteamericanas todavía se dejaban sentir en USA, de tal forma que para apoyar la dinámica comercial interna, el gobierno norteamericano, rechazó dos cargamentos de vehículos nuevos fabricados en México, más de 5 mil automóviles tuvieron que ser vendidos de emergencia en México y Centroamérica, con descuentos especiales en su precio.

En el 2006, el gobierno de Estados Unidos presionaba a México con deportarle a más de 6 millones de inmigrantes mexicanos, y tenían razón en hacerlo, pues su plataforma de desempleados nacionales rebasaba los 15 millones. Las negociaciones fueron pactadas con Felipe Calderón estableciendo el acuerdo México 2030, proyecto de gran visión, Felipe Calderón vendió al país con ese acuerdo con el visto bueno de los líderes de los sectores de mayor importancia del país, industriales, empresariales, banqueros y políticos, muy grave error.

México 2030, proyecto de gran visión, contempla la desaparición del ISSSTE, del IMSS, del Seguro Popular, de la red de hospitales de Pemex, de la propiedad ejidal, todo debe estar subrogada a la iniciativa privada nacional y extranjera, pero además compromete la soberanía nacional, pues el ejercito mexicano estará subordinado a USA para participar en guerras globalizadas dando la cara por ese país Lo que todo mundo ignora es que una crisis se configuró durante varios años y consolidó la depresión del 2008, es la crisis inmobiliaria subprime.

Por salud económica, México debe reconsiderar su postura de negocios ante USA, la crisis del 2008 es grave y de repercusión mundial, por ello el enojo de #Donald Trump, los compromisos rebasan los 5.3 trillones de dólares con bancos e instituciones bursátiles nacionales y extranjeros, por ello Trump revisará cualquier negociación comprometida con empresas o personas extranjeras, la fisura económica en la economía norteamericana pone a USA al borde del colapso, México fue vendido a un país en quiebra, es aconsejable revisar los negocios con USA. #Enrique Peña Nieto