Cuando #Donald Trump llegó a la presidencia de Estados Unidos el 20 de enero del 2017, todo el mundo temía por el futuro de la economía mexicana. A pesar de los pronósticos apocalípticos, el peso mexicano ha logrado salir victorioso en los primeros 100 días de gobierno de Trump. Ha sido la moneda que más ha crecido en el mundo durante la última semana, frente a un dólar mucho más débil.

Según las últimas informaciones suministradas por el Banco de #México, el cambio peso-dólar spot, principal referencia financiera, cerró el mes de abril con un valor de 18.866 pesos por dólar, con lo cual la ganancia de la moneda mexicana es de 15,90 centavos, es decir, +0,84 por ciento.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, el dólar perdía 20 centavos de su valor a causa de la amenaza de Donald Trump de sacar a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. También han favorecido al peso el aumento de precio del barril de petróleo, que subió 0,80 por ciento para ubicarse en 49,36 dólares.

Mientras el dólar es visto como una moneda inestable y arriesgada por culpa de las políticas impulsivas del nuevo presidente estadounidense, la fuerza del peso mexicano estimula la adquisición en el extranjero, lo cual favorece aún más la economía. ¿Logrará México sacarle provecho a este momento de ventaja?