La piratería

Veáse también los delitos que atentan contra la propiedad industrial y los derechos de autor. La problemática de la piratería es multifacética y por ello, abordable desde varias dimensiones.

Una de las dimensiones más notorias en #México es la línea de bienestar.

Línea de bienestar y poder adquisitivo

Desde el 2010, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) identifica a las personas en dos categorías: línea de bienestar mínimo y línea de bienestar. De esta forma, la primera identifica el monto necesario por mes para subsistir en el rubro alimentario mientras que el segundo, identifica además del acceso a los alimentos, gatos mensuales en transporte, cuidado personal, cultura, recreación, vivienda, vestido, salud entre otros...

Anuncios
Anuncios

Este punto de referencia es útil para entender la aplicación del artículo 123 constitucional, que, en su apartado A, fracción VI establece:

"Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para promover a la educación de los hijos. Los salarios mínimos profesionales se fijarán considerando, además, las condiciones de las distintas actividades económicas."

De lo anterior, se desprende que nuestra constitución busca defender la línea de bienestar, sin embargo, ¿se cumple tal disposición en la realidad?

Por su parte, la misma CONEVAL en marzo de este año indicó que dicha línea se encuentra en los $92.71 pesos diarios mientras que el salario mínimo, vigente a partir del 1 de enero de 2017 para una área geográfica única, se fijó en $80.04 pesos diarios, es decir, no se llega a la línea de bienestar.

Como se viera anteriormente, parte de esta línea de bienestar incluye entre otras cosas.

Anuncios

elementos de orden cultural y bienes materiales y, por tanto no es sorpresa que la Tercera Encuesta de Hábitos de Consumo de Productos PIrata y Falsificados de México elaborada por la American Chamber of Comerce of Mexico mencionara que la gran mayoría de los productos piratas sean CDs y DVDs de música o películas seguido por debajo ropa, calzado y software o libros. Más aún, se asevera que el sector socioeconómico C-/D gasta un 70% de sus ingresos en artículos pirata.

Para hacernos una idea entre las diferencias de costo que existe entre un artículo original y pirata, 10 a 15 películas pirata se adquieren aproximadamente por $80.00 pesos mientras que una película original cuesta aproximadamente $335 pesos. Unas réplicas de lentes se encuentran en $50 pesos mientras que su contraparte original puede variar desde los $500 pesos hasta los $3,500 pesos.

Al menos, desde la dimensión marcada por la línea de bienestar, la piratería económicamente hablando, es más asequible para los estratos más vulnerables de nuestro país para acceder a bienes contemplados en ésta dadas sus capacidades adquisitivas.

Anuncios

¿Qué hacer al respecto?

Si bien, en la arista analizada se pudiera "de forma errónea" vislumbrar una forma para aliviar las necesidades materiales y culturales de aquéllas familias cuya capacidad adquisitiva fuera menor a la línea de bienestar. Lo cierto es que el problema de fondo radica en mejorar las condiciones subyacentes de la clase trabajadora para hacer valer el 123 constitucional de nuestra Carta Magna y en sí, la piratería no fomenta en forma alguna actividad económica que ayude en esta tarea.

La piratería generó pérdidas por 43 mil millones de pesos en 2015 y ello se tradujo para el mismo año, en una pérdida para el fisco de 5 mil millones de pesos que de otra forma, se destinarían para subsidiar otros servicios.

Se necesita además, #Reformas fiscales y laborales que permitan hacer frente a la informalidad pues ésta, para el primer mes del 2017, creció un 0.5% con respecto al último mes de 2016 situándose de esta manera, con una tasa del 57.2% es decir, aproximadamente 28,628,724 trabajadores quiénes no contribuyen al pago de impuestos.

Adicionalmente, se necesitan autoridades quiénes ejerzan control sobre los comerciantes. En México, se estima que el 85% de los vendedores ambulantes no se encuentran bajo el escrutinio de la ley y bajo tal amparo, la piratería ha resultado una forma de enriquecer y afianzar diversas ramas del crimen organizado.

Así mismo, el Código Federal Penal en sus artículos 424 al 429 se establecen penas para quiénes distribuyan y vendan piratería "no así para quiénes consuman pero no persigan fines de lucro" pero, para hacer valer la ley, necesitamos más que el derecho positivo en este respecto, es decir:

  • Un salario mínimo que cubra la línea básica de bienestar establecida por el CONEVAL.
  • Evitar que la piratería genere un mercado autosuficiente. La informalidad debe ser atacada estructuralmente con reformas fiscales y laborales.
  • Evitar la aplicación por demás insuficiente de la ley por parte de las fuerzas del orden.

En este respecto, la complejidad de la piratería es vasta y no sólo consiste en hacer valer la ley, sino además, con los puntos mencionados anteriormente, asegurar las condiciones para que ésta se pueda respetar.