Es de conocimiento público la sintonía que existe entre el presidente mexicano #Enrique Peña Nieto y el presidente norteamericano #Donald Trump. Cuando el magnate, recién entrado ala Casa Blanca, anunció el retiro de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio en América del Norte (el famosos Nafta), el pánico invadió al mundo. Sin embargo, como ya se ha vuelto costumbre, Trump se echó para atrás y atribuyó el cambio de decisión a la simpatía que siente por Peña Nieto y por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

G20: Un encuentro grandioso

Asimismo, durante el vértice del G20 en Hamburgo, Trump celebró haberse reencontrado con su homólogo Peña Nieto.

Anuncios
Anuncios

“Es grandioso estar aquí con mi amigo”, declaró el presidente norteamericano durante una rueda de prensa. No obstante las palabras, la distancia entre ambos mandatarios sigue igual: Trump insiste en su proyecto de que #México pague la construcción del Muro en la frontera para evitar el paso de los inmigrantes. Por su parte, Peña Nieto no tiene dudas en que su País no pondrá un sólo centavo para financiar esa barrera, que ha querido Trump desde que comenzó la campaña electoral. El Muro entre México y Estados Unidos ha sido causa de tensiones entre los dos países. A pesar de los abrazos y los elogios, en sustancia nada ha cambiado entre ambos líderes.

Repatriación de capital y nuevas medidas económicas

Además de la mano dura con la administración de Donald Trump, Enrique Peña Nieto ha decidido también dar un vuelco a una de las políticas económicas más importantes de los últimos meses en México.

Anuncios

El mandatario anunció una prórroga para la repatriación de los capitales mexicanos que en este momento están en el extranjero, y que pudieran volver al país con un tratamiento especial en materia fiscal. La prórroga se extendió hasta el mes de octubre.

Fondo para inversiones en el crecimiento económico

El plan de atracción del dinero mexicano que está depositado en el exterior ha traído al país más de 76.000 millones de pesos entre los meses de enero y julio. Este dato es una excelente noticia para la economía mexicana, ya que gran parte de los impuestos que este dinero generará serán destinados a un plan de inversiones para sostener el crecimiento económico del país.

“Tomé la decisión de dar más tiempo a la repatriación del capital para seguir dando la oportunidad de canalizar recursos que serán destinadas a las inversiones y de México. La economía mexicana está avanzando por buen camino”, declaró el presidente Peña Nieto durante la celebración de los 70 años de Banejercito, la entidad bancaria de las Fuerzas Armadas, la Marina y la Aeronáutica de México.

Anuncios

Otras iniciativas estratégicas del gobierno

Además, el gobierno confirmó en los últimos días un aumento en los créditos que otorgan los banco de desarrollo y de comercio del sector privado, llevando al Producto Interno Bruto de México a un índice histórico de 34.2 por ciento. Desde el año 2012 la economía mexicana no tenía un punto alto como este, lo cual demuestra la confianza de los inversionistas internacionales en el futuro del País.

Esta recuperación económica, según el gobierno mexicano, beneficia directamente a la población, ya que serán reforzados los programas sociales y planes de asistencia y subsidios para los jóvenes, las mujeres y los pequeños productores del país.

El sueño americano (de los mexicanos)

Ojalá este optimista cuadro macro-económico contribuya a reducir un fenómeno que también sigue en crecimiento: la inmigración de los trabajadores mexicanos hacia el mercado laboral de Estados Unidos. Incluso en condiciones precarias y hasta peligrosas. Según el último reporte de Perspectivas de Trabajo e Igualdad en la Alianza del Pacífico, el índice de desempleo en México sigue siendo alarmante. Los datos de Trading Economics ubican el desempleo mexicano en 4,2 por ciento. Por ello, más de 40.000 trabajadores han cruzado la frontera en busca de un puesto de trabajo para la propia sobrevivencia. En el último año, la inflación ha golpeado la calidad de vida de los mexicanos.