Desde el 2016, alabé y defendí la sabia respuesta del presidente de México Enrique Peña Nieto, cuando dijo que había dos caminos ante la política incendiaria de Donald #Trump (ahora presidente de USA): "El camino de la estridencia y el camino del dialogo". La estridencia solo nos llevaría a la violencia y el dialogo al entendimiento y las negociaciones.

USA insiste en renegociar

Sin embargo, dista la “realidad plausible”, de lo que hace un año el presidente Peña Nieto nos prometía (¡Ah, porque fue el propio gobierno el que estableció en el pasado que, políticamente, puede haber más de una “verdad” ensimismada!). Basta hacer un repaso a los titulares para rápidamente encontrar que en México, si bien la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ha cumplido la encomienda presidencial de evitar la “estridencia”, igualmente ha dejado de lado el camino del diálogo.

Anuncios
Anuncios

Canadá y USA pujan fuertemente por sus intereses nacionales, mientras México permanece insufrible, mudo, pasivo, sin reaccionar.

Cuestionamientos a los que los representantes civiles deberían responder

  • ¿Hasta cuando México empezará a negociar por sus intereses del #TLCAN?
  • ¿Será que México no pretende negociar nada y se conformará con las sobras de los otros dos?
  • ¿Cuándo la Secretaría de Comercio Exterior entenderá que fuera de México el mundo tiene más de 190 países y no sólo 2 al norte?
  • ¿Será suficiente ejemplo el de los aguacateros que voltearon a ver el vasto mercado Euroasiático ante la impertinencia americana?
  • ¿Qué hay por aprender de aquellos mercados que probando la crisis de antipatía americana hoy florecen mejor en el mercado Euroasiático?
  • ¿Qué tenemos que aprender de Canadá para, como ellos, negociar con dialogo y paz sin caer en la pasiva sumisión?
  • ¿Por qué parece que los canadienses defienden más los intereses mexicanos que los propios mexicanos?
  • ¿Qué precio está dispuesto a pagar el partido en el poder cuando verdaderos experimentados en relaciones exteriores analicen su actuar en las #Elecciones 2018?
  • ¡Ebrard ya viene!, ¿preocupa a los políticos su trabajo en el exterior?
  • ¿No les preocupa que efecto explosivo desatara cuando Ebrard entere esta inacción al juicioso voto de la izquierda conservadora?
  • ¿Ocupa al presidente Peña Nieto, que precisamente la pasividad en las prenegociaciones causará altos grados de estridencia mexicana en el tiempo de las negociaciones?
  • ¿Se enteraron que la izquierda ya canto sacudimiento y estridencia para los asuntos exteriores de cara a las Elecciones 2018?
  • ¿Entiende el ejecutivo mexicano la delicadeza de actuar oculta y pasivamente en negociaciones que llegarán al clímax en plenos comicios de las Elecciones 2018?
  • ¿Les preocupa, ya no por el pueblo o el estado, sino por su propio partido, que estas renegociaciones serán la vara con que serán medidos y juzgados en la Elecciones 2018?
  • ¿Entiende la Secretaria de Economía que es más importante para México su propia economía interna que los mercados extranjeros?
  • ¿Sabe la Secretaría de Economía que de cancelarse el TLCAN, México tendría una crisis comercial pero poco después comenzaría a crecer bastante su economía interna?
  • ¿Hasta cuándo seguiremos pasivos ante un socio que nos requiere sumisos y pobres para garantizar su propia estabilidad?

Apoyo el dialogo de comprensión y negociación por sobre la estridencia, pero me repugna el obscuro secretismo, pasivo, indolente e ignorante, que daña a todos, incluso a los que lo promueven.

Anuncios

Todo esto, tan solo para mantener una "inverosímil máscara de paz".