Se les llama Ninis, porque dicen que Ni estudian Ni trabajan.

Nuestros padres siempre nos han presionado para que estudiemos una carrera universitaria, sin embargo, en el trayecto del proceso muchos jóvenes se han quedado en el camino y quienes han logrado llegar a la meta, al final de ella en lugar de encontrar un pódium con medallas muy al estilo de los juegos Olímpicos, se encuentran con una triste realidad; #Desempleo.

Muchos son los sacrificios que hacen los padres y ellos mismos para poder concluir los mínimos estudios de licenciatura que en teoría, les permitirán tener un mejor nivel de vida.

Sin embargo, al enfrentarse a la vida laboral encuentran las pocas oportunidades que nos ofrece el mercado de este país, además de la lucha desigual con otros prospectos que se presentan a la selección de candidatos, con títulos de universidades privadas de alto reconocimiento.

Si bien muchos de ellos poseen los conocimientos ideales para ocupar un puesto, también existe la discriminación por su tipo de piel, belleza y porte. Situación absurda pero que existe como parte fundamental del proceso de selección de personal, es decir, mientras seas bonita o guapo aunque no hayas estudiado serás bien considerado. Lo estamos viendo en la Presidencia de la República.

Sin embargo en empresas como Google, su filosofía de reclutamiento se basa en seleccionar no a quienes lleven buenos títulos universitarios con excelentes calificaciones, sino que prefieren a aquellos que tengan la actitud de investigar y colaborar.

Eso es precisamente el reclamo empresarial, se buscan jóvenes con actitud de colaborar, investigar y desarrollar ideas innovadoras y se descarta a aquellos que todo el día, están posteando en su Facebook. #Educación