Lidiar con un #jefe #irracional puede ser muy difícil para tu tranquilidad laboral. La persona con la que trabajas puede ser volátil, muy demandante y difícil de complacer. O tal vez tienden a exagerar todo y muestran preocupación que pone a sus empleados en un estado de ansiedad y estrés. El tipo de personas que quieren control todo.

En cualquier ambiente de #Trabajo habrá retos y oportunidades, pero cuando se trata de jefes difíciles y cómo lidiar con ellos, hay tácticas generales que puedes probar. Lo primero es tratar de entender a esa persona y que no hay forma de cambiarlo, pero sí puedes cambiar la forma en la que te aproximas a él (o ella) y cómo le respondes.

Anuncios
Anuncios

Aquí te damos algunos tips:

  • Protégete

El correo electrónico es tu amigo. Después de cada junta con tu jefe trata de mandar un correo con los puntos que se hablaron y lo que acordaron. Esto te será de utilidad para protegerte en caso de que tu jefe se contradiga mucho.

  • Nunca le faltes al respeto

Por mucho que estés en desacuerdo con tu jefe siempre trátalo (a) con respeto, así como tú mereces el mismo respeto de esa persona. Si una relación en tu trabajo o vida personal, se vuelve abusiva, esto puede afectarte mental y físicamente. Trata de mantenerte lo más lejos posible del ambiente tóxico que tu jefe ha creado.

  • Concéntrate en tus fortalezas

Cuando limitas el efecto que otros tienen sobre ti, te pones en otro nivel, te enfocas en lo que puedes mejorar y esto te mantiene centrado y calmado al momento de lidiar con una persona irracional.

Anuncios

Otra cosa que te puede ayudar es meditar o hacer yoga en tu tiempo libre.

  • No involucres emociones

Si alguien se comporta irracionalmente están siendo emocionales, por lo que es menos probable que contribuyan de una forma lógica a un discurso. Esta relación entre lo emocional y la lógica puede causar pleitos y confrontaciones en el trabajo. Por eso es importante apegarse a los hechos.

Si te sientes sensible trata de alejarte de la situación por un momento y vuelve a concentrarte en hacer bien tu trabajo. Si de todas formas terminas confrontando a tu jefe, piensa bien lo que dirás y con la cabeza fría. No expreses el enojo con tus compañeros, ya que un tercero podría acabar corriendo rumores.

Cuando una conversación es muy estresante lo mejor es acabarla lo antes posible antes de que explote.

  • Acepta el reto

Si todos los días puedes aguantar los golpes duros de un jefe irracional, acéptalo, ¿por qué no? Al final aprenderás una lección valiosa de la relación y hasta puedes tener más habilidades para lidiar con diferentes tipos de personas.

Anuncios

La experiencia puede ser de gran aprendizaje y te puede dar motivación profesional.

  • Encuentra un punto medio

El primero paso para lidiar con un jefe irracional es que no te vea como un enemigo. Descubre qué es lo que valora en un empleado y ponte metas personales que puedan concordar con las de tu jefe.

Encontrar un punto en común es clave. Trata de entender qué es importante para él, o ella. Esto te permitirá tener una mejor relación, ayúdalo a llegar a su meta y esto puede mejorar las cosas.

  • Atente a los hechos

Es importante dejar las cosas claras e incluso documentar los hechos. No te tomes personal la irracionalidad de tu jefe, velo como un reto a superar y posiblemente como una lucha diaria. Dedica tiempo para valorar la situación y separa esa personalidad irracional de tu trabajo.

En cierto punto, el comportamiento de tu jefe podría llegar a cruzar la línea de lo inapropiado, en ese caso acude a alguien en la empresa que te pueda ayudar.

Al final lidiar con alguien así y manejarlo con inteligencia no sólo te ayudará en tu trabajo, también a alcanzar tus metas personales.