El éxito empieza con la actitud, confianza y la creencia de que las cosas pueden hacerse. Pero decir o pensar lo siguiente es todo lo contrario:

  • "Algo siempre arruina las cosas".

El fracaso tiene una razón, no sucede por casualidad. En ocasiones algo que está completamente fuera de nuestro control origina que fracasemos, pero la mayoría de las veces, nosotros mismos lo causamos y eso está bien. Toda persona exitosa ha fracasado en numerosas ocasiones, muchos incluso han fallado más veces que tú y esa es una de las razones de su éxito.

Cuando fracases, acéptalo, aprende de ello y toma responsabilidad de la situación para que las cosas sean diferentes la próxima vez.

Anuncios
Anuncios

  • "Ya he pagado los errores de mi pasado".

Todos los días debemos asumir lo que hacemos, es la única forma de medir nuestro valor, no en el pasado. Sin importar lo que haz hecho, o alcanzado, nunca es tarde para tomar las riendas y trabajar duro.

En cuestiones laborales, las #personas exitosas no se sienten responsables por nadie más que por ellos mismos y el #Trabajo que hacen.

  • "No tengo tiempo suficiente".

Los proyectos laborales deberían de tomar el tiempo que se necesiten. Trata de hacer todo lo más rápido y efectivamente posible, y usa tu tiempo libre para hacer tus pendientes.

Muchas personas permiten que el tiempo se les imponga, pero quienes son exitosos se imponen al tiempo.

  • "No conozco a la gente correcta".

Si la gente a tu alrededor no te hace feliz, no es su culpa, es la tuya, tú los escoges.

Anuncios

Ellos están en tu vida personal o profesional porque los atraes y los mantienes. Piensa ¿con qué tipo de personas te gustaría trabajar? y ¿a qué tipo de clientes te gustaría servir ?, piensa en los amigos que te gustaría tener.

Cambia lo que haces y empieza a atraer a ese tipo de personas. Los que son trabajadores quieren dempeñarse con personas que también sean así. Personas amables quieren asociarse con los amables. Las personas exitosas son naturalmente atraídas por quienes son exitosos.

  • "Ya tengo suficiente que hacer".

Hacer más es una oportunidad de aprender más, de impresionar, tener más habilidades, nuevas relaciones, de hacer más de lo que usualmente haces.

El éxito se basa en las acciones, entre más voluntad tengas para aprender, más harás. Las personas exitosas se crean oportunidades, no se adelantan a lo que no saben.

  • "Yo no tendría porque hacer eso".

Especializarte, enfocarte, encontrar nuevas cosas y generar valor es bueno. Todo lo que implique tu trabajo, que no sea inmoral o ilegal, es algo que deberías de hacer.

Anuncios

Si un cliente o colaborador te pide que hagas más y te paga, hazlo. No te quedes sólo con lo que quieres hacer, esto te permitirá conocer más sobre cómo se construye un negocio.

  • "Debería de hacerlo como yo quiera".

Olvídate de que ser libre es expresar cómo realmente eres. Eso es algo que puedes hacer en un tu propio tiempo. Las personas que te pagan tienen el derecho a decirte qué hacer y cómo hacerlo. En vez de quejarte, trabaja con un balance entre lo que te gusta y lo que las personas que te pagan te están pidiendo, ya sea tu jefe o un cliente.

  • "Tengo mucha experiencia".

Tal vez tengas 15 años de experiencia en tu carrera, lo que está muy bien, pero ¿cuánto tiempo has hecho algo que no se asimila a tu trabajo? Lo que importa es cómo has hecho lo que has hecho y logrado lo que has logrado.

  • "Ya he hecho más de lo que debería".

Todos hemos dicho que hemos hecho de más, pero realmente casi nadie lo hace. Llega temprano, quédate tarde, haz esa llamada extra que deberías. No esperes a que te pidan las cosas, ofrécete. A tus empleados no sólo les digas qué hacer, muéstrales cómo y trabaja junto con ellos.

Cada vez que hagas algo piensa ¿cómo podrías hacer algo extra?, especialmente si otros no lo están haciendo. Es difícil pero es lo que te hará diferente y exitoso. #exito