Ponciano Moreno, el #pintor que llegó con el terremoto (como es conocido) es #colimense con orgullo. Se hizo de un terreno en el centro de Colima a raíz de que se derribara una casa por motivos del temblor de 2003, ahí precisamente tiene montado su taller de trabajo. Como es un lote baldío ya prácticamente, la gente que circula a pié o en sus autos le ve trabajar y admira algunos de sus cuadros que pone a disposición de potenciales compradores. Eso le ha dado una popularidad que bien aprovecha para hacer sus ventas a la gente que pasa, lo saluda o bien le pregunta por algunos precios. Claro que también están quienes piden encargos particulares.

Anuncios
Anuncios

El artista interno

Es pintor porque de esa manera encuentra satisfacción en expresar lo que lleva dentro de sí, elementos básicos que todo #artista tiene en su interior. Tal manifestación, por ser auténtica, le hace perfeccionar su obra cada vez más, buscando una superación constante.

No considera que ninguna de sus obras le haya costado trabajo y, de la misma manera, no le tiene especial cariño a ninguna de las que ha hecho, sin que muestre en ello desprecio alguno hacia alguna de ellas. El cariño hacia todas quedó de manifiesto en sus palabras. #cariño

Mira también a otros artistas

La pintura anima a todo aquello que la rodea

El formato que maneja de su pintura es un tamaño regular, ni grande ni pequeño, «porque hay que permitir que respire la casa». Al parecer ha intentado algunas miniaturas o trabajos pequeños, pero considera que dichas dimensiones no son dignas de poblar el enorme vacío de los muros en las casas de sus clientes.

Anuncios

De modo que por eso se decanto por dicho tamaño.

Su pintura es realista, podríamos decir. En ocasión de esta visita encontramos animales (toros embistiendo, una especie de cóndor, un caballo, unos gallos), paisajes (una montaña reflejada en un lago, una rama iluminada), retratos (uno de gran realismo de Lady Diana, y el que le diera fama local: un mural del Quijote de la Mancha con esos efectos de doble figura). Al parecer recientemente ha optado por una técnica que le permita destacar el objetivo principal de lo pintado contra el fondo que aparece en sfumato o desenfocado, pidiendo prestado un término de la fotografía. #Quijote

Valor, costo y enseñanza

Los precios de sus obras en realidad son asequibles, pero, se queja, le regatean sin saber el valor que costó su desarrollo.

Desea que su disciplina la aprendan las nuevas generaciones y le gustaría tener una escuela ahí donde nos encontramos. Levantar un cancel para que los transeúntes visualicen el trabajo, los avances y los resultados finales de sus discípulos. Lamentablemente no ha encontrado eco entre las instituciones gubernamentales correspondientes al rubro de las artes en nuestra ciudad. Papeleos burocráticos una y otra vez entregados le han arrojado nada como resultado. Y sin embargo, la imagen persiste. #disciplina

El valor de la enseñanza