El pasado mes de junio se realizó un operativo en la colonia Nápoles que removió todos los puestos ambulantes. Esto porque en la CDMX está prohibida la venta en la vía publica, así como la obstrucción de la misma. En esta colonia había puestos desde hace tres generaciones, que se dedicaban a la venta de alimentos y otros productos. De la noche a la mañana, familias completas se han quedado sin medios económicos para subsistir.

Aunque algunos de los oficinistas que trabajan en la zona se muestran a favor de lo realizado por el operativo, otros no están de acuerdo, pues dicen que los alimentos tiene un precio muy elevado en los restaurantes y fondas, de manera que estos sitios representaban una alternativa muy económica.

Anuncios
Anuncios

El ambulantaje en la CDMX representa un problema estructural, ya que debido las carencias urbanas, a la sobrepoblación, la precariedad en el trabajo y la falta de oportunidades, muchas familias mexicanas viven en el desamparo social y se ven obligadas a subsistir de esta manera.

Instalar este tipo de ventas al aire libre, resulta una opción viable ya que los consumidores también se ven favorecidos por estas opciones, dado el alza continua de precios. Sin embargo, también los espacios públicos se ven invadidos por estos puestos, que en ocasiones dificultan el tránsito peatonal e incuso vehicular; los habitantes de la colonia se muestran afectados por la generación de ruido y basura.

¿Por qué el ambulantaje es una opción?

Pocos mexicanos pueden decir que tiene un empleo formal, ante esta situación, el ambulantaje resulta un estilo de vida para muchas familias mexicanas, dadas las condiciones económicas, sociales, culturales y políticas del país; por ejemplo, para el vendedor ambulante representa una remuneración inmediata, inversión de bajo costo, evasión de #Impuestos, flexibilidad en el horario y presentación, no cubre un perfil profesional, ni requiere de conocimientos especializados.

Anuncios

Por otro lado, para los consumidores es una opción económica, práctica, invierten poco tiempo, se ofrecen productos adecuados a sus demandas y son cercanos.

Aun existiendo desventajas para el vendedor ambulante como falta de seguridad social, exposición a las inclemencias ambientales, inseguridad, inestabilidad económica, falta de prestaciones, entre otros, y para el consumidor como lo es la garantía de un producto de calidad o las mínimas condiciones de sanidad, es a través de estos empleos, que muchas familias mexicanas optan por la pluriactividad, que no es otra cosa que tener varios trabajos y el apoyo en las redes familiares, para lograr sobrevivir. Debido a las reformas laborales y a que el salario mínimo no alcanza - ni siquiera para la canasta básica - estos empleos parecen viables, ya que pueden significar tener un ingreso mayor que el de trabajar en la intendencia, como auxiliar de contabilidad o como obrero lavando autos, sin embargo, la cuestión es ¿en qué medida contribuye o afecta a la sustentabilidad urbana?. #Familia #Gobierno