La poca o nula experiencia laboral, es uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan los jóvenes egresados. Pese a los años y al conocimiento profesional adquirido, las oportunidades de obtener un trabajo fijo y un sueldo bien remunerado cada vez son menos.

Miles de #Estudiantes mexicanos buscan mejorar su economía una vez culminando los estudios superiores. Sin embargo, aseguran que no hay empleos en su rama o con la paga deseada.

En #México, el salario promedio de un profesionista es inferior al mínimo de algunos países. Por ejemplo, un trabajador en el Reino Unido gana aproximadamente 31 mil 148 pesos. Así que, un empleado con salario mínimo de dicho país, gana más que un profesionista promedio mexicano.

Anuncios
Anuncios

Según el Inegi, hay 1.9 millones de desempleados en México

Elegir una profesión es un momento decisivo y de reflexión para todos aquellos que desean ser profesionistas, puesto que ya no sólo se trata de elegir aquella carrera que amas y a la que te quieres dedicar toda la vida, si no que también implica contemplar el campo laboral, tomando en cuenta que el tiempo corre y la vida es más demandante.

Según datos arrojados por la Encuesta Nacional de Ocupación y #Empleo del año pasado, las profesiones en México que superan los 20 mil pesos mensuales, son las relacionadas con finanzas, estadísticas y química; mientras que las peores pagadas, son aquellas que tienen que ver con el arte, la educación y ciencias sociales, las cuales no llegan ni a los 10 mil pesos mensuales.

Las jornadas laborales interminables de más de 8 horas diarias, y las prestaciones por debajo de la ley, es una realidad que se vive en nuestro país.

Anuncios

Adquirir una casa aquí, cuesta pagarla toda la vida, viviendo en un fraccionamiento alejado de la ciudad y en menos de 100 m2.

La incertidumbre de no encontrar un trabajo estable antes de los treinta, impide crear un plan de vida amplio y cómodo. Resulta alarmante trabajar toda la vida, para ahora también preocuparte por vivir dignamente tus últimos años con la jubilación que ahorres.

Cabe concluir que se necesita renovar las políticas económicas para la creación de nuevos empleos formales. Se debe sensibilizar a los funcionarios de alto nivel en el sector económico, para que apoyen a esta problemática que cada vez nos afecta más. Reforzando la inversión pública y privada, hacia sectores que incrementen la productividad, aumentando salarios y a su vez incentive la economía mexicana.