Gente que elige a una persona que supuestamente le hace ver que está enamorado pero en realidad esta guiado por el cerebro y no por el corazón.

Este es el caso de Marina, hija única quien estaba enamorada de Juan, pero Juan solo tenía los ojos puestos en Marina por la fortuna familiar que poseía sus padres y que heredaría del padre de Marina en algún momento de su vida.

Marina conoció a Juan en una discoteca junto a varias amigas. Él mismo tomó la iniciativa de acercarse a Marina dado que todo el pueblo la conocía en la ciudad de México. Su padre es un famoso bodeguero que tiene haciendas y fincas por todo México. Marina siempre fue el ojo derecho de su padre. Es una joven atractiva, de buen cuerpo, muy fina y amable. Claro que muchos muchachos se le acercaban a ella con el fin de conquistarla, pero su corazón decía una y otra vez que no era la persona a quien quería, hasta que llegó Juan, un joven aspirante a llenarse los bolsillos a través de las mujeres que pudieran mantenerlo, un gigoló sin escrúpulos.

Marina cayó ante los encantos de Juan, un joven de aspecto atlético, un hablar educado, en apariencia un hombre de bien. Pero todo lo contrario.

Marina se enamora perdidamente de Juan y a los pocos meses se casan. A su padre no le había caído nada bien Juan, se habían dado cuenta la clase de joven que era, pero Marina no lo veía así. Inclusive el padre de Marina le ofrece un puesto de trabajo en la bodega pero Juan iba cuando quería y no todos los días.

Así comenzaron las discusiones entre Juan y el padre de Marina por incumplimiento. En una de las discusiones Juan le dice que jamás quiso a Marina, que solo lo que deseaba era su dinero. Derrotado su padre de dolor y ver que era cierto lo que había sospechado desde un principio de la relación.

Va a casa de su hija, Marina escucha atentamente a su padre y ella le confiesa que ha estado viviendo dos años de infierno en su casa, pues su esposo le había dicho que tenía otra mujer que lo iba a mantener y que a ella solo se había acercado por su dinero.

Tanto el padre de Marina como Marina esperaron a que apareciera Juan y le comunicaron que tomara sus cosas y se fuera. Que pronto tendría que firmar los papeles de divorcio, en donde no le correspondía nada, dado que su padre le había hecho firmar a Juan un acuerdo bajo separación de bienes en caso de divorcio.