El improvisar un discurso no es nada fácil pero se puede si sabes aplicar los puntos que pasaré a explicarte. Lo primero que debes tener en cuenta es la postura, la visibilidad de tus manos, el contacto visual y hablar seguro. Bien, con esto que te he nombrado comenzaremos a hablar sin miedos y sin titubeos.

1) Reformulando un tema específico: Reformulando un tema específico hará que tomes el control de la situación. Los que no están prácticos, comenzarán a hablando con una opinión al respecto, pero eso es un error fatal. Identifica el tema.

Por ejemplo, imaginemos una conversación en una mesa de directorio de una empresa:

"Sr. González, ¿cuál es su opinión acerca de las desventajas de este producto y qué sugiere para que la gente vea las ventajas de consumirlo?"

A lo cual, el Sr. González podría responder:

-"Considero que esta desventaja tiene que ver con la insatisfacción de nuestros clientes al no cubrir las expectativas de ellos, lo que a nosotros nos parece bien, a ellos no".-

De esta manera la respuesta del Sr. González tiene la seguridad y la atención suficiente para interesar a los allí presentes y continuar escuchándole.

2) Dar el punto de vista objetivamente: Se debe ser conciso, concreto, fácil de poder entender y difícil de malinterpretar toda palabra que se diga. Dos frases con las que siempre se puede empezar diciendo son: "Mi punto de vista es…" o "La manera en que yo lo veo es…". Esas dos frases jamás fallan

"Mi punto de vista es que hemos descuidado la calidad del producto y con ese factor en contra, obviamente en algunos años, estaremos fuera del mercado nacional e internacional, por eso debemos actuar de inmediato para no caer en el abismo".

3) Mostrando una evidencia soportarán la validez de tus palabras: Debes ser audaz, diplomático y ético, la palabra y la evidencia debe estar apoyada por una evidencia porque ello soportarán la validez de tus palabras. Apóyate en tu propia experiencia, lleva citas, frases, estadísticas, etc.

"La razón por la que digo y pienso así es: Porque hace un par de años atrás, trabajaba en una empresa que no se preocupaba por lo que el cliente opinaba. Cuando comenzó a tener competidores, la empresa se fue a la quiebra por haber hecho oídos sordos cuando deberían haber escuchado más a los clientes sobre sus opiniones

4) Sugerir la acción para rematar lo dicho: Si la evidencia y la acción que expusiste les agrada, el cierre de la exposición estará cerrada por la convicción y seguridad con que avasallaste el tema.

"Dado lo expuesto, se debe crear un nuevo programa de capacitación a todo el personal para que tenga como meta elevar el índice de satisfacción actual del cliente y luego nos volveremos a sentar en esta mesa para realizar las evaluaciones periódicas para ver y analizar cuánto se ha avanzado en este proyecto.

Para hacer un pequeño discurso improvisado, en una reunión en la sala de conferencia es necesario contar con una metodología y técnicas adecuadas. Y como dice el refrán;" La práctica hace al maestro". #Educación #Trabajo