¿Qué es lo que espera un hombre mexicano de una mujer? Que tenga una cabeza bien amueblada, que sea pensante, que sea independiente, que se haga hueco profesionalmente, que sea guapa, que sea buena en la cama, que luego de casada cumpla con su función de esposa, madre y amante. Eso sí, que no se vaya por ahí tanto con las amigas después de casadas porque tienen un marido.

Y es que el hombre mexicano es muy machista, tanto es así que cree que es de su propiedad, pero no es así. Tanto mujeres como hombre tienen los mismos derechos, salir, divertirse, tener su propia profesión, no somos esclavas ni propiedad de nadie. Somos mujeres, ojo, a no confundir con el ser feministas.

La mujer nació también para ser libre de hacer y decidir y no por ello deben acatar todo lo que el hombre dice. Sabemos que esta clase de expresión les molesta bastante cuando una habla con claridad, alto y claro pero es así el pensamiento de una mujer.

El hombre mexicano necesita saber quién lleva las riendas en una pareja, quién decide, ellos son los que llevan los pantalones en el trabajo y en la casa y para con la pareja. De esta forma se sienten fuertes.

Claro que hay mujeres y mujeres. Cuando la mujer tiene personalidad fuerte, les atrae pero también tiemblan porque saben que a la larga no les llevará a buen puerto. Otros son más dóciles y no por eso es un "maricón" por estar detrás de una falda haciendo lo que la mujer desea, sino que prefieren darles el lugar para que ellas puedan sentir que son reinas.

Muchos pensarán, pero, ¿de qué me estás hablando? El hombre tiene que ser bien macho para que la mujer obedezca sin tanta vuelta y tontería.

Pero la otra parte de hombres mexicanos, piensan que las mujeres tienen belleza por dentro y por fuera, que pueden ofrecer el cariño, el respeto y el compartir en la pareja y no por eso son menos hombres, al contrario, es algo que tanto hombres como mujeres deben aprender día a día y es conocerse y repartiendo tareas para ser una pareja feliz en un futuro no muy lejano. #Psicología