¿Sabías que si no desayunamos algo sea fruta, un buen café con leche con tostadas con mantequilla y mermelada y el jugo de cítricos en las primeras 2 horas del día reducimos la quema de calorías al máximo?

El cerebro necesita consumir glucosa para empezar a funcionar, necesita iniciar la quema de calorías para regular todo nuestro cuerpo.

Los Nutricionistas nos aconsejan comer 5 veces al día para que nuestro metabolismo funcione y esté en constante trabajo.

Ahora bien, según el Instituto Nacional de #Salud Pública y Nestlé, el 20% de los #Niños en México no desayunan NADA, se van a la escuela con el estómago vacío, ni hablar de los adolescentes y adultos que comen salteándose comidas, pero en cuanto al desayuno, lo pasan por alto, quizás a la media mañana toman un cafecito como para engañar al estómago, pero no un buen desayuno en una cafetería.

Si analizamos el cerebro de cada niño, joven o adulto que pasa del desayuno. El buen desempeño en las tareas que deban realizar, lo harán a medias, su capacidad de captación y concentración sea para estudio o trabajo son deficientes. Sabemos que en México dada la gran crisis económica que se vive como en otros países, hay muchísima pobreza y muchas familias ni lo necesario a veces tienen para comer. Pero es importante que los niños consuman carbohidratos para que sus cerebros funcionen, los niños están primeros como los ancianos. Se sabe a ciencia cierta, que algunos niños solo toman una taza de café cargado con azúcar y creen que eso es suficiente. No, el niño debe saber que el desayuno es la comida principal. Es el primer alimento que consumimos al levantarnos que se debe aportar vitaminas, minerales, con un vaso de leche ayudará para que el niño cobre fuerzas. Se hace hincapié en esto porque primero están los niños que están creciendo y los ancianos porque su cuerpo lo necesita por el calcio en sus huesos.

Hay personas que tiran comida, hay personas que tienen dinero que donar unos pocos pesos, estarían ayudando que una familia pueda tener al menos un buen desayuno. No dejemos de ayudar a otros quienes necesitan de nosotros para alimentarse.

No hay excusa alguna para que una familia pueda tener su desayuno. Si tu no consumes la primer comida, es porque no lo deseas, pero hay otros que si la necesitan. Fomentemos entre todos lo bueno de comer un buen desayuno. #Padres hoy