El encanto del cigarrillo. Son muchas las personas que son adictas al cigarrillo, a tal punto que no les importa ni gastar tanto dinero en ello como su propia #Salud. La mayoría de los adictos al cigarrillo pueden llegar a decir: "de algo hay que morir", "mi problema, no tuyo", "no me interesa lo que opines", "necesito fumar como tú comer todos los días", "tu no entiendes el placer que se siente fumar", "quiero dejarlo pero no puedo", "no me interesa dejar de fumar", etc.

Estas son algunas de las frases que suelen decir las personas fumadoras. Pero no entienden ni quieren entender, que mientras ellos fuman, no solo perjudican su salud, sino que perjudican a la persona que tienen al lado, pues las hacen fumar pasivamente. Hay un alto porcentaje en este momento de mujeres fumadoras, más que el hombre. La pena es que comienzan a fumar a partir de los 13 años en adelante. Tampoco entienden que al ser una adicción, como todas las adicciones, deben ser tratadas por el servicio de neumología, siquiatría y sicología para que les ayude a dejar el cigarrillo, amén de los grupos de autoayuda.

Lamentablemente, la industria tabacalera, no se dan cuenta que día, van sumando más víctimas que las conducen a la muerte. Claro que el dinero que sacan es una cantidad billonaria y hasta trillonaria, para los empresarios que tienen la planta de tabaco. Supongamos que se paralizara mediante una ley que prohibiera vender tabaco por ser nocivo para la salud de todo un planeta, las pérdidas serían monumentales y los propios adictos entre rabia e impotencia, no podrían continuar con ese encanto que tiene el tabaco de poder consumirlo.

Habría más pacientes atendiéndose por esta adicción que lleva a la muerte y los hospitales no darían abasto. Pero si se ganaría en salud para todos los hombres y mujeres que habitan el planeta. Una pena que no haya una ley fuerte para erradicar totalmente la venta del tabaco. Los gobernantes y políticos no querrían hacer una ley así, porque ellos también viven de las ganancias que dejan esas industrias del tabaco, amén de llegar a consumirlo.