La adicción a #Internet hace que no podamos hacer otras cosas e inclusive nos aparta del mundo real. Es tanto lo que absorbe a una persona, que es problemático y hasta patológico. Desde los niños, pasando por el adolescente y finalizando en el adulto. Para muchos es necesario para hacer los deberes sacando información. Los profesores de escuela, no les dicen e inculcan, a que sus alumnos busquen en el ámbito de una biblioteca pública, sino "busquen en Internet información" o sea, que tanto el niño como el joven en vez de palpar un libro, una enciclopedia, va a Internet, es más fácil, está más a mano, y no se tiene que mover de la casa. Luego, tanto el niño, joven o adulto pueden jugar a diferentes juegos como: el solitario, a las damas mientras chateas, porque hay algunos chats que agregan a un costado juegos, mientras se conversa o también hay trivias y se puede chatear.

Si seguimos analizando, tanto el joven como el adulto, en vez de relacionarse personalmente, es más cómodo hacerlo por: alguna red social, un chat de amistad o parejas y así se crea un mundo de fantasía. Ambos lo bueno que tiene, es que se pueden escuchar e intercambiar opiniones, pero, ¿qué sucede cuando de pronto, una persona le propone a otra encontrarse personalmente? Puede que con la persona que hablabas y pensabas que era una joven por ejemplo, es una mujer mayor o viceversa, o bien una mujer u hombre que busca pareja, no es lo que tú te imaginabas porque han habían enviado una foto que no era real.

En ello también se encuentra con pederastas o tratas de blancas, y ahí es un delito grave, tanto, que puede costarles la vida. También sucede que un ama de casa, no solo encuentra a sus amigos o amigas de infancia, inclusive de escuela y universidad, cuando se engancha, comienza a fallar en hacer lo que debe hacer de la casa o trámites. También al joven le sucede eso, de olvidarse de todo y compenetrado, no hace las tareas escolares, universitarias o lo que tenga que hacer. Internet es excelente como herramienta, pero cuando ya se está más de dos horas frente al ordenador, ya comienza a ser adicción y es ahí, donde se debe marcar límites. #Salud #Psicología