Vemos diariamente en la publicidad tanto televisiva como en revistas, un tanto fuera de contexto. Siempre muestran mujeres u hombres con unos tremendos físicos, con cabelleras abundantes, muy arregladas o con exceso de lujos, inclusive muestran casas que normalmente las personas no tienen o dibujan que para ser exitoso debes ser de una determinada forma y relacionarte siempre con gente con poder.

La publicidad no muestra en si las realidades y vivencias, no toda la gente generalmente tiene unos cuerpos trabajados, unos pechos muy bonitos, casas y coches de lujos. Si bien aparenta ser atractivo, la gente común no puede acceder a lo que nos quieren vender.

Inclusive, la publicidad no emite ya esa fantasía que el espectador espera. La publicidad debe comunicar y hacer que no solo sea atractiva al ojo, debe captar al espectador para que desee comprar un determinado producto. ¿Qué significa que una modelo tenga un cuerpo armonioso, delgado para una determinada firma de diseños, como un vestido que solo una persona delgada lo puede usar y las de tallas grandes no?. ¿Por qué no usan una mujer real con formas para una determinada publicidad? ¿La persona delgada vende más?

Lo mismo cuando muestran unas casas como coches de lujos a un precio que la gente común no puede darse el lujo de comprar. Que solo un determinado grupo de gente puede acceder a esos artículos.

Siempre vemos en las revistas o entrevistas televisivas donde actores y actrices muestran lujosas mansiones, que posiblemente vivan, porque su salario lo permite. Como es el caso de actriz-cantante mexicana, Daniela Romo o Lupita Ferrer gran actriz de drama. Pero no todos los actores y actrices mexicanos tienen mansiones, sino que tienen casas comunes un poco mejor de la que tenían antes de ser conocidos o bien un piso.

Antiguamente, las publicidades mostraban realidades, mostraban fantasía, era una publicidad sana del día a día, por ejemplo si querían vender jabón en polvo para lavar, mostraban como se lavaba antes y la facilidad de hoy en día de lavar en un lavarropas automático utilizando un determinado jabón en polvo que no estropea los colores o si debían vender un perfume, ponían a una mujer normal mostrando el perfume en un jardín refiriéndose a un aroma a flores. Sin mostrar ostentosidad.

Hoy en día cuanto más agresiva es la publicidad, creen que es mejor, más vanguardista, más provocativa. Deberían cambiar un poco las tácticas publicitarias para que se vean más reales, ¿no? #Televisión