Una reciente investigación realizada en fósiles de aproximadamente 36 mil años, reveló que los antepasados de los primeros habitantes de Europa, fueron sobrevivientes de la última era glacial.

La conclusión anterior se obtuvo estudiando el ADN de restos fosilizados del Kostenki 14, cráneo de un humano que habitó en el oeste de la Rusia actual, hace casi 40 mil años. La investigación también permitió saber que los primeros europeos lograron sobrevivir al periodo glacial, la etapa extrema de la última Edad de Hielo.

Así, se ha podido demostrar que el genoma de los europeos modernos es más antiguo de lo que se pensaba, puesto que sus orígenes se remontan al periodo Paleolítico Superior, es decir, hace 50 mil o 100 mil años.

Tal investigación ofrece una escala de tiempo bastante más detallada del periodo en el que los humanos modernos y los hombres de Neanderthal pudieron cruzarse, proporcionando evidencias acerca de una interacción muy temprana entre las comunidades de cazadores recolectores de Europa y las de Oriente Medio.

Científicos relacionados con el estudio, indican que ese contacto puede ser el origen del enigmático linaje que ha sido identificado, el cual, podría ser tan antiguo o incluso más que las demás líneas genéticas presentes en Eurasia. Andaine Seguin Orlando, científico que forma parte de la investigación, afirma que uno de los elementos del genoma de Kostenki, corrobora la presencia de un inédito linaje euroasiático.

La investigación ha sido realizada por expertos del Centro de Geogenética de la Universidad de Copenhague y sus conclusiones serán publicadas en la prestigiosa revista “Science”.

De ese modo, gracias al estudio efectuado en el ADN de los restos fósiles de un humano que vivió en el oeste del territorio ruso hace unos 36 mil años, se ha descubierto que los ancestros de los primeros europeos, sobrevivieron al último periodo glacial y que desarrollaron una población aún desconocida, que desaparecería años más tarde.

El cráneo denominado como Kostenki 14, al ser analizado en su genoma, ha revelado que los agricultores y cazadores del periodo paleolítico, tras sobrevivir a la última glaciación, se esparcieron por el continente europeo y se dividieron en tres grandes grupos, todo ello antes de que Kostenki 14 viviera. Los investigadores se encuentran asombrados de lo antiguo que parece ser el genoma europeo moderno, mucho más de lo que se pensaba hasta hace poco.

#Investigación científica