Dulce y delicioso, el durazno es una fruta indispensable en los postres más clásicos y elegantes del mundo. Son muchas las variedades de durazno que encontramos en el mercado, pero podemos clasificarlo en tres grupos: los de piel aterciopelada, los de piel completamente lisa y los de piel amarillo-verdosa, ideales para conservar en almíbar. Todos ellos, una delicia que no puede faltar en los postres de casa. ¡Aquí algunas ideas sanas y muy ricas!

Flan

Ingredientes para cuatros personas:

500 gramos de duraznos

150 gramos de azúcar

4 huevos

1/2 vaso de vino moscatel (idealmente)

Vainilla en rama

Un poco de mantequilla

Modo de preparación. Pela los duraznos y sácales el corazón (carozo). Colócalos en una cacerola junto con el azúcar, la vainilla en rama y el vino moscatel. Cocina. Finalizada la cocción, deja enfriar y pasa la mezcla por la licuadora. Después agrega los huevos y vuelve a batir. Vacía en un molde para flan, previamente untado con mantequilla, y deja cocinar a baño María durante 20 minutos en el horno previamente calentado a unos 200 grados. Deja enfriar y listo!

Rellenos de arroz

Ingredientes para 4 personas

4 duraznos

100 g de arroz

1/2 litro de leche

100 g. de azúcar 2 yemas de huevo

Sal

Manteca

Un puñado de galletas

Mermelada de frambuesa (o la que prefieras)

Modo de preparación. Lava los duraznos y córtalos por la mitad, retira el carozo y quita un poco de pulpa a modo de dejar un hueco en el centro como para rellenar. Reserva la pulpa que retiraste. Hierve el arroz en un cuarto de litro de leche y ponle sal al gusto. Una vez cocido, agrega 50 gramos de azúcar y las galletas previamente deshechas. Bate las dos yemas de huevo y el azúcar restante en un bol, añade la leche y deja cocinar a baño María, hasta que la mezcla adquiera cierta consistencia. Rellena con la mezcla obtenida las mitades de los duraznos, colocar sobre un recipiente para horno, previamente untado con mantequilla, y deja cocinar durante unos 10 minutos. Para finalizar, adorna los duraznos con la mermelada de frambuesa. #Nutrición