La mente inconsciente tiene capacidades que pueden hacernos más eficientes. Los investigadores Ap Dijksterhuis y Loran Nordgren, de la Universidad de Amsterdam, han estudiado la capacidad del inconsciente para procesar información.

Según sus cálculos, el inconsciente puede procesar 20 millones de estímulos ambientales por segundo, mientras que la mente consciente sólo registra 40 estímulos. Además, el inconsciente tiene acceso a un banco de memoria inmenso, en comparación con el que maneja la conciencia. Ello explica que en los sueños recordemos con detalle la cara de una persona de nuestro pasado que, una vez despiertos, no llegamos a distinguir. Y también explica cosas extrañas que te parecen inexplicables, que no sabes por qué suceden o por qué "no te laten", pero que tienen una explicación que tiene que ver con el inconsciente. Algo que ejemplifica esto muy bien es una situación que seguramente has vivido muchas veces: "algo me dijo que no me fuera por ahí, por eso tomé este otro camino". Dentro de este mismo estudio, los investigadores descubrieron que dentro de esas millones de imágenes que capta nuestro inconsciente se encuentran las "no deseadas", es decir: alguna de esas tantas veces que tú pasaste por esa calle por la que hoy "no te latió pasar", algo sucedió, quizá mientras manejabas y volteabas a ver si no venía ningún auto, tu mente consciente revisó que no hubiera peligro del lado izquierdo para que pudieras atravesar la calle... pero tu mente inconsciente pudo haber captado allá, justo en la ventana de la casa que estaba en la esquina del lado izquierdo (a la que no le prestaste la más mínima atención) una escena desagradable, quizá alguien golpeaba a un niño, o alguien atacaba a un anciano, por ejemplo. Tu conciencia no vio eso, tú te fijaste que no viniera coche y diste la vuelta tranquilamente, pero tu inconsciente te dirá en adelante, que por esa calle no es agradable pasar, por eso la siguiente vez que tuviste que ir por ahí "no te latió hacerlo".

Liberar la mente

Mientras que el pensamiento consciente es capaz de focalizar y controlar el flujo de información, la mente inconsciente es caótica y desordenada. Sin embargo, en nuestra vida cotidiana podemos beneficiarnos del poder del inconsciente. Por ejemplo, si se nos presenta un problema que nos preocupa, detenernos un rato y dar un paseo puede liberar nuestra mente para que se encuentre en una salida imaginativa.

Otra estrategia consiste en escuchar música antes de una tarea importante, ya sea un examen, una prueba deportiva o una entrevista difícil. Practicar una actividad lúdica -ir al gimnasio, correr escuchando radio o correr con los niños - antes de empezar la jornada diaria también nos puede conectar con el inconsciente.

En el caso de los estudiantes, son numerosas las investigaciones que recomiendan un sueño reparador antes de presentar un examen para que la mente inconsciente pueda relacionar toda la información aprendida. #Psicología