El problema del narcotráfico en México ha sido siempre un tema de actualidad y creciente con el paso de los años, además de ser una gran preocupación social no solo en el país de origen sino en el resto del mundo. 

Si a la preocupación que existe en torno al tema le sumamos que el consumo de droga en las ciudades ha aumentado de manera exponencial convirtiendo a este negocio ilícito en uno de los más rentables, todo se acrecenta aún más.

Por una parte, tenemos el daño a nivel personal, psicológico y profesional que ejercen las drogas sobre los consumidores y que suele terminar con la muerte de éstos. Y, por otro lado, el problema que esto genera sobre las familias, las cuáles terminan destruyéndose por este escabroso tema. Además, esto genera problemas en la economía y politica de los países en los que se implanta la droga, puesto que el dinero resultante de esta actividad no supone impuestos y, a su vez, se ve fomentada la corrupción de instituciones tan importantes como lo son la policía y el ejército.

A todo ello, el presidente de México, Enrique Peña Nieto ha establecido desde ayer una lucha contra los narcotraficantes para que éstos no salgan impunes, como gran objetivo fijado en su próximo #Gobierno.

Recordemos que estamos hablando de un país cuyos ciudadanos aún siguen consternados y enfrentados al Gobierno por la desaparición de los 43 estudiantes que se manifestaron en Iguala. Para calmar esta situación, el presidente ha iniciado una acción contra la policía municipal del país la cual es considerada por el 90% de los ciudadanos como la institución más corrupta de su país.

Esta medida cuenta con la disolución de toda la policía municipal del país al que representa, entre los que se encuentran más de 170.000 agentes repartidos en más de 1.800 entidades. No contento con esto la medida también se combinará con una ley que permitirá luchar contra la infiltración del narco en todas las corporaciones municipales del país.

Aunque Peña Nieto considera que llevar esta medida a cabo no será ni mucho menos fácil, apunta a que ayudará a disminuir la pobreza y las diferencias sociales entre los ciudadanos.