Tomar decisiones es una muestra de valentía. Todos los días al levantarte debes tomar decisiones hasta que te acuestas y descansas. No vale llevarlas a la cama, las decisiones que debes tomar a la mañana siguiente, porque debes aprender a separarlas.

Hablemos de las indecisiones y el fijar metas. Tarea muy dura, ¿verdad? La persona que es indecisa, tiene miedo a tomar una decisión y eso viene cuando tú eras pequeño o pequeña, siempre mamá o papá tomaban las decisiones por ti y tú nunca has dicho a tus padres, ahora me toca a mí decidir. Ese poder de decisión es lo que te permite ser libre y fuerte para decir tengo una personalidad bien definida, de lo que deseo y quiero para mí. Si por el contrario, siempre dejas que otros tomen decisiones por ti, entonces nunca aprenderás a tomar decisiones acertadas.

Pero si eres de esas personas que ha aprendido a tomar decisiones buenas para ti, entonces fija las metas para alcanzarlas y divídelas en corto y largo plazo. El miedo al cambio es pensar menos y experimentar más. El refrán dice: si no arriesgas, no ganas. Olvídate de los miedos, experimenta todo, hasta los cambios son buenos para aprender y avanzar.

Si por allí, lo que has tomado como decisión no es la correcta, hazte un plan B. Toma atajos para llegar a una meta. Suponte que debes ir a hacer un trámite, pero está lloviendo y lo postergas por el mal clima. Tú no sabías que hoy llovería y encima tener que pagar esa cuenta, que si no te recargan intereses en el banco, por lo tanto, el plan B sería tomar un paraguas, salir bajo la lluvia que es divertido y vas a pagar la cuenta. En las decisiones, debe haber un esfuerzo de nuestra parte, no dejarnos amilanar por alguna causa.

Las presiones no son buenas cuando nos la imponen, somos nosotros quienes debemos tomar decisiones, sean acertadas o no, son propias. Jamás delegaremos a alguien algo que somos nosotros quienes debemos resolver. No tengamos miedo a equivocarnos, porque es parte de nuestro aprendizaje. No digas "no estoy preparado o preparada para afrontar este reto". Todos los días de tu vida, debes tomar decisiones y son motivos de alegría saber que estamos vivos para llevarlas a cabo. #Psicología