Las sustancias químicas, hormonas, bacterias y compañía en los alimentos, son muy peligrosos, por eso es importante que conozcamos que, además de los pesticidas, hay otros peligros que acechan en nuestra comida “nutritiva”.

Conservadores

Como mínimo pueden causar alergia

Si no existieran los conservadores, probablemente las estanterías de los supermercados estarían todos los días llenas de productos dañados. Este tipo de sustancias aumenta la vigencia y asegura que se cumplan los plazos indicados en los empaques. Estas sustancias son seguras, siempre que se usen en cantidades pequeñas y de acuerdo con las normas establecidas por la FAO (Organización Mundial para la Alimentación y la Agricultura, por sus siglas en inglés) y de la OMS (Organización Mundial de la #Salud). No obstante, aunque estén aprobados, los conservadores siguen siendo sometidos a pruebas, para comprobar que no sean tóxicos.

Alimentos de riesgo: Vegetales en conserva, quesos, ensaladas, refrescos, mermeladas, jugos y chocolates.

Cómo identificarlos: Da un vistazo a la etiqueta de los productos. Ahí encontrarás la información sobre el tipo de preservantes que contiene el producto.

Lo que pueden provocar: A pesar de que la mayoría de los conservadores pueden ser considerados como inocuos para la salud, aún existen dudas sobre algunos de ellos, como el ácido benzoico y los sulfitos, en dosis altas pueden causar alergias y dar origen a sustancias cancerígenas como las nitrosaminas. Otro problema es que pueden destruir los nutrientes de los alimentos.

Cómo evitar riesgos: La única manera es disminuyendo el consumo de alimentos industrializados.

Otro problema para la salud de los humanos, son los antibióticos que ingieren lo animales para mantenerse sanos. Descubre por qué: 

Antibióticos

Potencial cancerígeno y resistencia a los medicamentos

Para evitar que los distintos tipos de ganado enfermen, los criadores acostumbran adicionar antibióticos a la ración alimentaria. El peligro se presenta cuando los animales son sacrificados antes del plazo de eliminación de esos medicamentos del cuerpo animal. Sucede que los antibióticos tardan un tiempo en salir del organismo, y si mueren antes de desecharlos, cuando el humano consume su carne, también consume los medicamentos que comía el animal.

Alimentos de riesgo: Carne de cerdo, pollo y huevos.

Cómo identificarlos: No se pueden ver sus rastros ni percibir al gusto. Sólo un examen de laboratorio los detecta.

Lo que pueden provocar: No todos los antibióticos pueden causar problemas, pero algunos de ellos, como los nitrofuranos, fueron prohibidos en los Estados Unidos y Europa, porque tienen potencial cancerígeno en los seres humanos.

Otro problema es la tolerancia de los microorgaismos a los antibióticos. En los animales, las bacterias se vuelven más fuertes y difíciles de eliminar. Si el hombre lo ingiere, se acostumbra a este tipo de medicamento, y cuando se enferma, quizá necesite una cantidad mayor del mismo fármaco, para obtener el efecto deseado.

Por todo esto, la mejor opción para evitar enfermar a causa de los conservadores y antibióticos, es evitar comer productos enlatados e incluso carne. #El malestar que ocasionan las Enfermedades