Trabajar en el sector de lujo, no es tarea fácil. Casi siempre son personas preparadas, que tienen dicción y verborragia, además de ser estratega, para que el cliente compre y esté satisfecho con lo que le están vendiendo.

Según el Diario El Economista del 28 de agosto de 2014, empresarios y especialistas en este ramo del lujo en México, es el reto del día a día de esta nación, de poder potenciar una imagen como un país, que ofrece a clientes y extranjeros como plazas para adquirir productos de lujo y del segmento de Premium. Sabemos que un sector reducido del país no puede comprar cosas de lujo, solo un pequeño y reducido porcentaje de personas, puede darse el lujo de adquirir o invertir en el ramo del lujo.

Podríamos decir que solo un 35 por ciento de la población de todo México, puede comprar un paquete que incluye viajes en cruceros, hoteles de lujos, viajar en aviones privados, incluso comprar pinturas y esculturas que rozan cifras siderales.

Comparados con los diferentes mercados de otras naciones, México lo ve muy competitivo, pero no se amilana ante nada. Los métodos de ventas que se utilizan, son los usos de ventas indirectas con técnicas exclusivas y de alta calidad.

Es importante que el cliente potencial conozca el producto que se le está vendiendo, con sus pros y contras que tiene. Inclusive, hasta algunas empresas de lujos, ofrecen una tarjeta dorada para ser utilizadas en los servicios que necesiten, eso es para los clientes vip.

En México últimamente suelen ser empresarios de diferentes empresas que adquieren servicios de lujo inmediato como jets privados para viajar de un sitio a otro, ya sea por #Trabajo o bien por placer para llegar prontamente a New York que es el sitio preferido de los empresarios para hacer negocios entre ambos países. El costo aproximado es de 8.000 dólares en adelante.

También hay clientes exquisitos que rentan un avión privado, solo para ir a desayunar por ejemplo a Paris con su esposa, o alquilar una nave para hacer una fiesta a lo grande y no escatiman pagar el precio que sea.

Siempre las empresas de sector de lujos suelen tener una base de datos de sus clientes más selectos, para poder ofrecerle promociones, enviándoles a sus posibles compradores toda la información posible. En los negocios se debe tratar de persuadir al cliente potencial a que compre productos y servicios #Vacaciones