En cada cambio de temporada no es necesario rehacer todo el vestuario para seguir la #Moda. Entre las tendencias otoño-invierno 2014-2015 nos concentramos en lo que debemos tener: el must-have, lo más destacado de calzado, ropa y accesorios, que no pueden faltar en nuestro look invernal.

Colores sin limitaciones. Destacan el camel, blanco, rojo burdeos, verde ciprés. Los metales: oro, coñac y champagne. Los pasteles: radiant orchid, lavanda, azul aciano.

Bonton. Líneas elegantes y limpias. Un abrigo, un bolso, un vestido, unas botas color camel, ha vuelto otra vez de moda, sofisticado con el negro y glamour con el animalier. Un tote bag o hand bag a barco. Pantalones de talle alto, falda a lápiz y zapatos con tacones altos o ligeramente apuntando. Y un minivestido muy colorido con falda a corola impresa. Cabos y capas de lana. Mannish. Del armario de él. Además de los abrigos de corte masculino para ella, llega de moda el traje, chaqueta de un solo pecho y pantalón, en tonos clásicos. No sólo para el trabajo. La chaqueta debe ser abrochada a piel, para un look nude veo no veo. Con un jersey adherente y una cadena larga, para darle un toque de los años 70. Por la tarde, con un top brillante y zapatos de tacón alto. Alternativamente se pueden llevar de abarcas.

Un toque británico. El abrigo modelo Montgomery y los rainboots de caucho, para los días de lluvia. Los eternos Timeless Tweed y tartán. El tartán, clásico en rojo o en otros colores, por el abrigo caban o por las estolas de lana, de llevar en un solo hombro. Con las rectas coloridas que se intersectan en cuadrados, este tipo de tela tiene orígenes muy antiguos. Desde las tierras de Escocia a la cultura rebelde del punk de los años 80 llegó en pasarela gracias a la diseñadora Vivienne Westwood, pasando desde luego por el grunge de los años 90, vuelto de moda desde el invierno pasado. Versión rock emparejada con elementos de cuero negro y tachuelas.

Algo glam rock. Botas y chaquetas de motociclista, con la particularidad de aplicaciones de encaje o de Lurex. La camisa en cuero (eco) es el must-have. Skinny jeans con solapa en el tobillo. Siempre hay que tener: los leggins en látex y en algodón elástico, con pequeñas tachuelas y desgarros ad hoc. Los ankle boots sin tachón o pointy tachón 12. Bohemienne, folk, boho-chic. Un toque étnico, con fantasías geométricas y florales, bolsos con flecos, faldas largas y suaves, poncho de lana. Maxi jersey o suéter y pantalones.

Fábula y naturaleza. Capas con capucha, grandes impresiones coloridas con flores, paisajes, animales. Pequeñas bandoleras rígidas rectangulares adornadas con joyas y adornos. El romántico y elegante terciopelo y la preciosidad femenina del encaje. Los arcos, las cintas, los bordados. El color oro. Vintage. Fuertes referencias a los años 60/70: minifaldas y minivestido a trapecio. Contrastes de color, mono-bloque. Lurex. Geometrías ópticas, botas altas Overknee. Las mary-jane con correa. Las chaquetas en shearling, las plumas y las chaquetas de piel coloridas (todo ecofur).