En estas fechas no resulta sencillo escapar a la vorágine de consumismo que siempre trae aparejada la Navidad. Los regalos son una tradición insoslayable y, ya sean amigos, familiares o nuestra pareja, no nos queda más remedio que entrar en este intercambio de obsequios que a más de uno le trae dolores de cabeza. Mas podemos, ya que no es posible, huir de esta tradición, aprovecharla para participar o colaborar en distintas alternativas solidarias que promueven organizaciones de comercio justo u ONG de todo tipo. Con esto podemos logar un doble objetivo: por una parte proporcionamos felicidad a nuestros seres más cercanos pero por otra, y quizá más importante, damos alternativas a proyectos solidarios de todo el mundo.

Microdonaciones: A veces podemos donar una cantidad en nombre de otra persona. La empresa Teaming recoge diversas causas sociales que van desde salvar delfines o comprar una silla de ruedas para una niña que lo necesita. Las aportaciones se hacen con la máxima seguridad y sin ninguna comisión.

Productos de Intermon Oxfam. Podemos encontrar desde cosméticos manufacturados en Burkina Faso a café arábigo que se hace en Nicaragua. Las tiendas de comercio justo promueven una relación digna entre el productor y el comprador de forma que el primero reciba una cantidad justa por su trabajo. Además, crean lazos y puentes entre los artesanos de los países en desarrollo o del tercer mundo y los países industrializados. Lazos al margen de los habituales sistemas de distribución que enriquecen a los distribuidores a costa de los productores.

Jardín urbano: Se compra en la tienda de Greenpeace y está especialmente pensado para niños. Para que empiecen a plantar y puedan llegar a comprender también la lógica de crecimiento de los vegetales y el ciclo de la vida. Además, así colaboramos con la lucha de la organización ecologista Greenpeace y sus causas en todo el mundo. El jardín urbano puede colocarse en cualquier sitio de la casa y nos proporciona desde especias a hierbas aromáticas, té o incluso lechugas y tomates. #Navidad