Las temporadas festivas y las fiestas decembrinas han iniciado y con esto se vuelve mucho más latente lo que para algunas personas se llama "consumismo", esto es comprar cosas innecesarias con tal de mantenerse en el top de lo nuevo y en el pico de la tecnología. Para las personas que saben controlar el dinero esto no afecta tanto en su economía; los mexicanos no tenemos esta costumbre y, como dicen coloquialmente, "el dinero se nos va como agua de las manos".

Sin embargo existen muchas recomendaciones (algunas muy fáciles de seguir) para que el dinero alcance y aún más en estas épocas en las cuales es muy fácil gastar el dinero. Y aquí se te muestran solo 5 de estas recomendaciones, si las sigues, créeme, el dinero te alcanzará para más.

Número uno: Si te pagan directamente a una cuenta de débito, conserva todo o parte del dinero en el banco y paga con tarjeta. Y si no, crea una cuenta bancaria y mete directamente tu salario en la cuenta. Ya muchos establecimientos comerciales aceptan pago por tarjeta y el hecho de pagar así da un ahorro por todos esos centavos que se conservan. Incluso da un poco más de seguridad ante el hecho de un robo. Dato: está probado que para las personas cuesta un poco más usar la tarjeta que el efectivo.

Número dos: Si vas a comprar regalos usa solo el 30% de tu salario y la mitad de tu aguinaldo para ello. No más. Seamos realistas, no podemos darnos el lujo siempre y hay que pensar que no en todas las quincenas nos darán aguinaldo, así que solo usa un porcentaje. Hay muy bonitos y buenos regalos que son de bajo costo.

Número tres: si se puede, que la mayor parte del aguinaldo se vaya para las deudas. Termina el año bien, con el mínimo de deudas. Usa ese dinerito extra para quitarte un peso de encima y que tu cantidad de deudas sea menor o nulo al iniciar el año, descuida, los lujos vendrán después.

Número cuatro: No a los meses sin intereses. Eso es solo un engaño, terminas gastando más y con eso aumentas las deudas. Si puedes gastar de contado, hazlo, si no, mantente alejado de esas engañosas "ofertas" que lo único que hacen es limitarte en tu ahorro y cargarte de deudas que terminarás pagando hasta el 2016.

Número cinco: Piensa en un futuro. Para el dinero, el presente es el peor enemigo y el pensamiento de "gasta hoy porque mañana no sabrás" es la mejor arma para tirar nuestra economía. Una enfermedad, un accidente, un despido, un gasto repentino, esos son cosas que vale mejor prevenir para no lamentar en un futuro. Siempre es bueno tener un "guardadito" para lo que venga. Decirlo es fácil, aplicarlo es el reto. Así que, te invito a poner en practica estas recomendaciones y así disfrutar de lo que realmente has ganado con tu esfuerzo, por último, recuerda lo siguiente: Trabaja para vivir, no vivas para trabajar. #Familia