Cincuenta sombras de Grey: la controvertida novela sobre el amor entre Chsitian Grey y Anastasia Steele, muestra aspectos tenebrosos en el trato del magnate Christian  hacia su pareja. Ana narra su desconcierto (y dolor) por estar envuelta en una relación sadomasoquista con el hombre del que se ha enamorado y que a su vez, deja entrever que  también se "enamoró"  de ella.  También manifiesta Ana su inmensa pasión por el magnate: la ingenua joven de sólo 21 años  ha perdido virginidad e inocencia en manos de Christian.

¿Historia de amor?

Lo relevante de este fenómeno es que buena parte del público femenino, queda "enganchado" con la dudosa relación e incluso desea "recrearla"... la novela muestra prácticas sexuales en las cuales ella es atada, y sometida a castigos que incluyen nalgadas, azotes... y está a merced de cualquier deseo de su "amo".

Susan Forward, reputada psicóloga norteamericana, describe a una relación con tal grado de dominación del varón hacia su pareja femenina, como decididamente misógina (Grey es obsesivo y controlador con Ana).

Shanon Etridge, escritora sobre el tema, nos invita a reflexionar el por qué a más  mujeres nos gustaría (o fantaseamos) sobre ser tratadas como Anastasia. Existen raíces psicológicas en quienes son atraídas (o atraídos) por esa clase de relación por el abandono psicológico o físico durante la niñez,  y por una formación de codependencia marcada por factores como maltrato, abuso, manipulación y otras.

Fenómeno en el amor, peligro latente.

¿Cuál deficiencia o deficiencias piensan multitudes que el "fenómeno Grey" puede compensar, o al menos, sustituir?

La doctora  Etridge sugiere , entre otras, la  ausencia de figura materna/paterna (física o emocionalmente), Ana se somete a la dictadura (y control) que ejerce Christian sobre ella, a pesar de la revolución que experimenta al conocer las propuestas amorosas de su pareja, empero, impulsivamente, las acepta. Para ella, es mejor ser blanco de la obsesión y control de su amado, que no tener ninguna atención, pues seguramente le faltó esa  atención (amor) durante su formación en el seno familiar. Ana prefiere que sea Christian quien decida por ella, pues así no tiene la verdadera responsabilidad por sus acciones (esto es propio de un niño, no de un adulto).

Para ella es irresistible la lascivia (es notable que elige iniciar su vida íntima de ese modo), pues esa pasión desbordada obedece a la carencia emocional que padece, y trata de llenarla con "más" (más placer/consuelo, más anhelo/obtener con creces lo que se desea para prevenir posible falta futura de ello) y con emociones fuertes, que generan más placer sexual al desbordar la adrenalina en su organismo, la cual acentúa la intensidad de los orgasmos durante la relación.

Ana no es masoquista... pero su baja autoestima la lleva a preferir el trato que él le da, pues siente que no es valiosa como para  recibir (o pedir) respeto, libertad, discreción, etc.

Shanon Etridge recomienda, en caso de sentirte atraída (o) por esta clase de relación, a hacer un profundo análisis de las deficiencias que te llevan a "querer" una relación en la cual te castiguen, controlen, decidan por ti te exijan obedecer cualquier antojo de tu pareja.

Esta situación en la vida real, puede llegar a propiciar abuso hacia la parte sometida, hasta llegar a un verdadero peligro (o daño) que ponga en peligro la integridad física e incluso la vida de la persona "sometida"en cuestión. #Psicología #Libros