El 19 de febrero inicia el año chino de la cabra de madera. Y como es natural, infinidad de personas muestran inquietud por saber qué les espera en este año. Muchos acuden a una lectura de cartas o tarot y, sin considerar sus acciones presentes, sobre todo cuando estas son negativas, esperan recibir excelentes noticias; escuchar maravillas de su futuro: "vas a ser millonario", "ganarás la lotería", o las solteras: "te vas a casar con un rico"...

Sin embargo, dicen los investigadores del tema, que por la ley de atracción, una gran parte de nuestro futuro es un efecto directo de las tareas presentes, es el resultado de lo que estamos aprendiendo, trabajando, asimilando, sembrando en el tiempo presente. Y si en la actualidad no hacemos algo que sea productivo y enfocado hacia lo que anhelamos, no vamos a obtener los resultados deseados. Como dice un refrán: "no esperes resultados diferentes si estás haciendo lo mismo".

La parte previsible

En el mayor porcentaje de nuestro futuro se aplica la lógica, por ello, resulta muy predecible, veamos 4 ejemplos:

  1. Un hombre sueña con progresar y lograr una buena solvencia financiera, pero no quiere trabajar más de 6 horas diarias ni más de 5 días a la semana.

    Resultado lógico: de esa forma no va a conseguir su sueño.

  2. Una joven que come de manera impulsiva y desordenada, está subiendo mucho de peso, ha engordado demasiado, pesa 145 kg.

    Pronóstico obvio: va a padecer varias enfermedades.

  3. Un señor de 48 años, no sabe leer ni escribir y no le interesa aprender.

    Resultado lógico: seguirá ignorando infinidad de cosas.

  4. Una dama se está preparando en varios aspectos antes de casarse: lee mucho sobre superación, vida conyugal, los errores más frecuentes en el matrimonio; observa y pide opinión a las parejas y personas positivas que conoce. Su novio tiene una mentalidad positiva.

    Consecuencia lógica: tendrá una feliz vida en pareja, es lo más probable. 

    Otros resultados lógicos:

  • Si no cuidamos nuestra alimentación, si fumamos y no hacemos ejercicio, no esperemos gozar de buena salud en nuestro porvenir.

  • Si no ahorramos y malgastamos nuestro dinero, no soñemos en que vamos a tener mucha estabilidad económica más adelante.

  • Si robamos, engañamos, manipulamos, hacemos trampas, mentimos... No esperemos tener un futuro lleno de bendiciones.

  • Si somos muy pesimistas y acostumbramos a estar pensando siempre en enfermedades, problemas económicos y demás calamidades, por la ley de atracción, eso es lo que vamos a tener en los próximos años.

La fracción de imprevistos o sucesos sorpresivos

Esta es una parte menor de nuestro futuro, puede contener acontecimientos insospechados, eventos que no estaban en nuestros planes, hechos fortuitos, accidentes, problemas inesperados, etc. El azar o la suerte podrían entrar en esta pequeña parte.

Los profesionales en la materia, nos recomiendan tomar en cuenta que estamos regidos por las leyes universales creadas por Dios. La ley de atracción o de causa y efecto, al igual que todas las leyes naturales, nunca falla. ¿Deseamos un futuro lleno de beneficios?: entonces analicemos nuestro presente. ¿Qué estamos haciendo en la actualidad para conseguir ese brillante porvenir? El futuro puede ser maleable, es decir, podemos moldearlo (con acciones positivas en el presente) para nuestro beneficio. #Psicología #Filosofía