Durante años nos han dicho que el pensamiento positivo es la clave para lograr nuestros objetivos. Pero ahora, una reciente evidencia sugiere exactamente lo contrario: que pasar mucho tiempo pensando acerca de tus esperanzas y sueños puede hacer que sea menos probable conseguirlos. Así que si sacamos de nosotros la positividad, ¿hacia dónde deberían orientar las personas sus objetivos si reemplazamos la mente positiva por la lucha por lograrlos?

Esta semana en la Psichology Podcast - una nueva empresa de la psicóloga cognitiva Scott Barry Kaufman-, la psicóloga Gabriele Oettingen de la Universidad de Nueva York habló de un plan de cuatro pasos para alcanzar tus metas, que ha desarrollado a través de sus años de investigación. (Oettingen es autora del nuevo libro, Researching Positive Thinking: Inside the New Science of Motivation)

Estos cuatro pasos son:

Deseos: En primer lugar, debes definir tu meta."Piensa en un deseo importante para ti", dice Oettinger. "¿Qué es lo que realmente quieres?" Esto podría ser un gran y ambicioso paso para saber hacia dónde vas, como correr una maratón o perder una cierta cantidad de peso, pero no tienes que pensarlo y pensarlo cada mañana. Tu deseo no tiene que ser enorme, para poder conseguirlo sólo tiene que ser real, algo que realmente quieres y puedes lograr", concluyó.

Resultado: Aquí está donde un poquito de pensamiento positivo te regresa a tus deseos. Si tu objetivo lo tienes guardado en tu mente, pregúntate: ¿Si este deseo se hace realidad, qué pasará? "Muy a menudo, es un sentimiento", dijo Oettinger. "Si se define ese resultado, y te lo imaginas, realmente vale la pena luchar y visualizar esos sueños."

Obstáculos: El paso anterior tiende a ser donde la gente naturalmente se detiene -soñar despierto se siente muy bien, después de todo-. Pero después de que dejas de fantasear por un tiempo acerca de lo que se sentirá cuando lleves a cabo tu objetivo, debes llevar tu mente de vuelta a la realidad. "Y es ahí donde dices, ¿Qué hay en mí que me detiene para lograr ese deseo, ese resultado? ", comenta Oettingen. "Muy a menudo es una emoción soñar con conseguirlo y toparse con que los obstáculos frenan los sueños, es un hábito arraigado... Y siempre cuando estás a punto de llegar, allá en tus sueños, te imaginas ese obstáculo otra vez".

Programa: "Una vez que has imaginado ese obstáculo", agrega Oettinger, "vas a entender lo que necesitas para superarlo." Y debes armar un plan A,B y C para brincar ese obstáculo en cualquier forma que se te presente.

La investigación de Oettingen ha demostrado que este método ha ayudado a la gente no sólo a comer más frutas y verduras, por ejemplo; sino que también ha ayudado a los estudiantes a obtener mejores calificaciones en la escuela, e incluso ha ayudado a las personas que son muy inseguras en sus relaciones románticas. #Psicología