Daniel González Prieto es Director del estudio Daniel González Arquitectura & Diseño y, es uno de los técnicos más jóvenes europeos en recibir el Certificado Passivhaus Designer gracias a que su ponencia fue la mejor de 38 en total dentro del Congreso Europeo sobre Eficiencia Energética y Sustentabilidad en Arquitectura y Urbanismo (EESAP6).

Con 25 años de edad emprendió en 2014 un estudio propio, el cual se caracteriza por su trabajo interdisciplinario y humanista, aspectos que para poder agregar un valor añadido a la sociedad requiere de entendimiento y trabajo con otras disciplinas, así como el uso de nuevas tecnologías como BIM.

Un día dentro de la vida del egresado de la Universidad Politécnica de Madrid implica pensar proyectualmente; lidiar con los problemas, obstáculos y necesidades que se le presentan y, actualizarse con lo más nuevo. Es así, que González junto con su estudio ha seguido una filosofía que dota de mayor confort térmico a un edificio, debido a que con las nuevas directivas europeas del Horizonte 2020 esta característica es el presente y el futuro de una sociedad que anhela mejorar y que es consciente sobre lo que afecta al ambiente.

Bajo una postura holística que busca llegar al detalle y que entiende a la arquitectura como un proceso, el estudio Daniel González A&D cuenta con un equipo de colaboradores que se distingue por su competitividad y labor al lado de ingenieros, arquitectos técnicos, diseñadores de interiores o gráficos hasta con trabajadores sociales para cubrir la más mínima cuestión técnica-social.

Como profesionista su mayor reto es “resolver problemas sociales gracias a los conocimientos” de su equipo y, hoy considera que las reglas del juego han cambiado dentro de la sociedad por lo que prefiere apostar por diseños exigentes frente a un contexto en el que, “al menos en España, se ‘han vuelto a repartir las cartas’.

El también colaborador del arquitecto gallego Gonzalo Moure cree que es muy importante contar con un maestro para desarrollarse profesionalmente, ya que es algo inherente para los estudiosos del área de Físico-Matemáticas. Él tuvo la suerte de empatar con uno y trabajar con él fuera de la escuela.

Tanto la arquitectura como la sociedad conforman un binomio que nadie puede romper, pese a convivir en un espacio sin importar el valor ambiental y en el que “nadie quiere pagar más dinero en factura por menos”. Para predicar con el ejemplo, promocionó su estudio a través de una campaña publicitaria que tuvo como principal soporte la bicicleta.

Como Passivhaus Designer siempre quiso realizar un proyecto de la magnitud de los Edificios de Energía Casi Nula (EECN), el cual por su naturaleza no podía hacer solo por lo que reunió a todo su equipo y recorrió “toda la región en busca de los mejores estudios especializados en cada uno de los temas que concernían al proyecto, involucrando a una de las ingenierías de mi padre especializada en I+D+i y a la Universidad de Oviedo. Aunque la labor en equipo fue impresionante no ganamos el concurso, pero meses más tarde al querer lucir este trabajo elaboré un artículo y lo presenté al Congreso Europeo EESAP6 celebrado en San Sebastián, donde fuimos galardonados con el premio a la mejor ponencia”.

Ver más allá de la punta del iceberg o ser el tercer sentido del que habla el semiólogo francés Roland Barthes son las cualidades insignia que seguramente posicionarán a su estudio como un referente de responsabilidad profesional y social no sólo en Asturias, España, o #Europa sino en los cinco continentes del mundo.

Muy pronto una obra en Oviedo y la construcción de varias viviendas unifamiliares y acondicionamientos de locales en Gijón, región donde se fusiona la visión empresarial con la arquitectura, se sumarán a su lista de proyectos innovadores que se alejan de una temporalidad a largo plazo pero que se acercan siempre al aprendizaje y al conocimiento para continuar analizando y dar una respuesta a las necesidades de la sociedad actual. #Entrevista #Ecología