El tamal es un alimento muy popular dentro de la gastronomía mexicana, sin embargo, el consumo excesivo del mismo trae riesgo de obesidad para los comensales - ya que por lo general contiene harina, manteca de cerdo, caldo de pollo, carne de cerdo y sal -, ahora bien, una parte fundamental para evitar esto es a la hora de la preparación del mismo, ya que si se le agregan frutas y vegetales se estarán agregando más nutrientes que calorías - que es lo que se convierte en grasa y trae aumento de peso.

Una forma tradicional de comerse el tamal es frito o acompañado con un bolillo - lo que popularmente se conoce como 'Guajolota' - junto con un atole, sin embargo, de acuerdo a nutriólogos esta no es una combinación recomendable, ya que contiene alrededor de 800 calorías, lo que es excesivo para una sola alimentación, pues constituye casi la mitad de todas las calorías que una persona debería de consumir en todo el día.

Por otro lado, los tamales Oaxaqueños o de otros Estados como Veracruz y/o Chiapas son más recomendables para comer de forma habitual, ya que estos son preparados con vegetales, cereales, ciruela, chabacano y piña, entre otros. De igual manera, los nutriólogos recomiendan acompañar ese tipo de tamal con un pedazo de fruta y/o una pequeña porción de ensalada, así como un vaso de jugo natural y no un atole como se estila popularmente, de esa manera el comensal estaría comiendo lo equivalente en calorías a una comida.

Esto no quiere decir que la persona no se coma el tamal tradicional y no tome el atole, pero no debería hacerlo de una forma tan regular ya que el exceso de calorías puede llevar a la obesidad, así como también, aunque sea de manera sutil, se debería de empezar a ponderar el cambiar algunos de los ingredientes, como es la manteca de cerdo y en lugar de ello, usar frutas o verduras como se hace en el caso de los tamales Oaxqueños o de otros Estados de la república Mexicana.

El tamal forma parte primordial dentro de la gastronomía mexicana pero se recomienda tomar las medidas antes mencionadas para que sea más nutritivo y evitar así riesgos de obesidad. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud #Nutrición