La presencia de pescado en la dieta nos ayuda a prevenir las enfermedades del corazón y a regular los niveles de colesterol. Sus proteínas son de calidad, necesarias para mantener nuestras células sanas y las defensas en óptimas condiciones. Estas proteínas intervienen en numerosas funciones del organismo.

La carne de bacalao es rica en proteínas de alto valor biológico y además posee una amplia variedad de vitaminas y minerales. Entre las vitaminas destacan las del grupo B, principalmente la B1, B2, B6 y B9. Todas ellas poseen importantes funciones y permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos, es decir, de hidratos de carbono, grasas y proteínas.

La 'magia' del bacalao se encuentra en el omega3 que éste posee."Las vitaminas A y D son vitaminas que se encuentran en muchos alimentos, en cambio la omega3 es la que realmente importa, porque no está en muchas otras comidas, sólo en los pescados azules, como el salmón, lenguado, arenque, caballa", explica Clarisa Reynoso, licenciada en #Nutrición.

Reconocido por ser de los más saludables, fresco o seco, el bacalao es uno de los alimentos preferidos de la dieta mediterránea. Los países que más lo consumen son Portugal y España, acompañado con vino.

Hay infinidad de formas de prepararlo: a la viscaína, a las finas hierbas, a la pimienta, o simplemente con aceite de oliva… todas deliciosas..

Aquí te damos una de las recetas:

Porción individual

· 1/8 de cucharadita de sal

· 120 g de lomo de bacalao fresco

· 40 cm de papel encerado

· 5 mejillones

· ½ jitomate sin semillas

· 5 hojas de albahaca fresca

· 1 pizca de azafrán 1 cucharadita de aceite de oliva

1. Precalienta el horno a 180° C

2. Sal pimienta el lomo de bacalao

3. Coloca lo siguiente la centro del papel encerado (del lado contrario a la cera): el lomo, los mejillones, el jitomate, las hojas de albahaca y la pizca de azafrán

4. Rocía todo con aceite de oliva

5. Cierra los bordes del papel y pon el lomo sobre la charola para horno

6. Hornea entre 15 y 20 minutos

Tips

Puedes hornear más de uno ala vez, dependiendo del número de personas.

Si no consigues bacalao, puedes utilizar cualquier pescado blanco, como melo o robalo.

En lugar del papel encerado usa papel aluminio y ásalo sobre un comal a fuego lento.

Acompaña con arroz salvaje.