La época en la que más se consumen helados es en verano, pero es una realidad que haga calor o haga frío, un helado siempre sienta bien. Y mejor te puede sentar si lo preparas tú mismo en casa.

Los sabores de helado preferido son fresa, chocolate y vainilla, pero existe una gran variedad de sabores: múltiples frutas, menta, tiramisú, frutos secos,...

Para degustar diferentes tipos, os traigo tres recetas de helados caseros.

Helado de queso:

Ingredientes (para 2 personas)

Barquillos
1 Yogur natural
3 cucharadas de azúcar glas
100 gr. de queso de untar
1/2 cucharada de mermelada de frambuesa

Elaboración

Mezclar el yogur, el azúcar y el queso. Batir bien.
Incorporar la mermelada y remover con un tenedor.
Tapar con papel plástico y meter en el congelador durante 2 horas aproximadamente. Muy importante que el papel plástico esté en contacto con el helado.

Helado de arroz con leche:

Ingredientes (para 4 personas)

400 ml. de leche
6 cucharadas de azúcar
8 yemas de huevo
40 gr. de arroz bomba
Agua
4 cucharadas de nata
Canela

Elaboración

Calentar la leche con cuatro cucharadas de azúcar y una de canela. Añadir el arroz, cocer lentamente durante unos 25 minutos. Triturar y esperar a que se enfríe.
Monta las yemas de la siguiente manera: coge un bol, vierte las yemas y dos cucharadas de azúcar. Ponlo al baño maría a fuego suave. Bate las yemas hasta que monten. Cámbialo a un cuenco más grande con hielo.
Monta las nata: bate la nata con una varilla e incorpora las yemas poco a poco, mezclándolo todo. Añade de a poco la mezcla de arroz triturado que hicimos antes, remuévelo y échalo en un recipiente frío. Meter al congelador durante unos 40 minutos.

Helado de menta y chocolate:

Ingredientes (para 4 personas)

200 ml. de leche
2 yemas de huevo
4 cucharadas de azúcar
1 chorrito de licor de menta
200 ml. de nata para montar
Varias hojas de menta
75 gr. de pepitas de chocolate
Colorante azul y amarillo

Elaboración

Echamos la leche, las hojas de menta y las yemas a un cazo y lo ponemos al fuego, sin dejar de remover. Que no llegue a hervir.
Cuando la mezcla esté caliente se añaden la nata, el azúcar y el licor de menta
Incorporar los colorantes: 4 gotas de amarillo y 3 gotas de azul. Se mezcla todo hasta que los colores se hayan intercalado.
A continuación, añadiremos las pepitas de chocolate y pasaremos el helado a otro recipiente para meterlo en el frigorífico durante 1 hora.
Tras 1 hora en el frigorífico lo pasaremos al congelador durante 1 hora también. Lo sacamos y removemos bien para que no se termine de congelar. Despegar bien las esquinas y paredes.
Este proceso lo volveremos a hacer dos veces más, siempre dejándolo 1 hora en el congelador antes de removerlo. Así conseguiremos un helado más cremoso.
Cuando acabemos de removerlo tres veces, lo dejaremos en el congelador durante 12 horas. Tendremos listo nuestro helado.

#Salud #Nutrición