En una gran fiesta se dan cita más de 40 productores, de este maravilloso México, dedicados a la siembra, cosecha, producción del cacao y chocolate. Con gran éxito se llevó a cabo el Tercer Festival del Cacao y Chocolate, en el Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en la delegación de Coyoacán, Distrito Federal, los días 9, 10 y 11 de octubre de 2015. Las puertas estuvieron abiertas a partir de las 11:00 hasta las 21:00.

El objetivo de este festival es dar a conocer y promover el consumo de estos productos 100 por ciento mexicanos y orgánicos. Los artesanos elaboran los productos pensando en la salud y bienestar del consumidor.

Una gran variedad de productos derivados de esta semilla. Se pudo degustar desde un dulce de chocolate en forma de tablillas, barras sencillas o rellenas de almendras, nueces, frutos deshidratados. Manzanas o bombones cubiertos de chocolate, amargo o semiamargo. Tizanas, té, aguas fresca, hasta aderezos para ensaladas o carnes con el ingrediente principal, el chocolate. No podía faltar la tablilla para hacer y saborear el tradicional chocolate mezclado con leche.

En el Tercer Festival, tuve la oportunidad de platicar con algunos artesanos sobre la comercialización y consumo del cacao. La mayoría coincide que debido al alto porcentaje de obesidad en #México, ocasionando diferentes enfermedades, el consumo del chocolate estaba bajando. Así que decidieron hacerlo orgánico, libre de azúcares y químicos. Un alimento rico en proteínas, nutrientes y antioxidantes. Asimismo proteger al medio ambiente.

Los artesanos de diferentes estados como Oaxaca, Chiapas, Puebla, Tabasco, Veracruz nos dan a conocer el legado histórico del cacao. Una gran tradición desde nuestros antepasados. El cacao, denominado como Kakawatl, investigaciones aluden que proviene del Kawa, a su vez significa “huevo”, por la forma en óvalo que tiene la semilla. Asimismo chocolate proviene de Xocoatl, término mexica que significa “aguada de cacao”, porque el chocolate lo hacían con agua, con leche se hizo hasta la llegada de los españoles.

Ya no hay remordimiento de saborear una barra de chocolate. #Cultura Ciudad de México