Según un miembro del Departamento de Estado norteamericano, a partir de la segunda quincena de enero Estados Unidos y Cuba van a retomar las negociaciones que le darán normalidad al ya anunciado restablecimiento de relaciones diplomáticas y económicas entre los dos países.

La subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson, ha resaltado la importancia de que las cosas empiecen a marchar de una manera convincente y darle un carácter más veráz, y para ello las delegaciones de Cuba y Estados Unidos han elevado el nivel de dialogo en el que van a tratar un punto vital para formalizar las relaciones, como es el tema migratorio.

Por otra parte Jacobson ha apuntado que "Hemos pensado que podríamos elevar el nivel y usar esas conversaciones migratorias como una oportunidad para comenzar a hablar sobre las cosas que están en la agenda en vista de los anuncios de la víspera".

Para el Departamento de Estado es prioritario que en la agenda estén claros los temas de las políticas migratorias que se pondrán en marcha con la firma de los acuerdos bilaterales. Esta será una de las muchas conversaciones que empezarán a fluir hasta la normalización de las relaciones entre los dos países.

Estados Unidos a través de estas conversaciones y el deshielo del embargo económico, dará el paso necesario para que se alcancen los convenios necesarios y se pueda lograr una mejoría bastante notoria en las economías de ambos países. No hay que olvidar que cuando se inició el bloqueo tanto Estados Unidos como Cuba han tenido pérdidas billonarias de dólares, por lo que la fluidez que logren en los acuerdos les aportará importantes beneficios a los ciudadanos y a las empresas, que comenzarán a intercambiar productos.

La subsecretaria de Estado se ha reunido con representantes de las embajadas latinoamericanas así como con la de algunos países europeos y el Vaticano para explicarles de forma detallada las medidas que el presidente de Estados Unidos Barack Obama notificó el miércoles, que no van a ser ejecutadas inmediatamente. Se cree que para llegar a la normalización de los acuerdos el tiempo no será muy extenso, hasta que todos los cambios regulatorios se hagan oficiales y se publiquen en el Federal Register (Diario Oficial estadounidense). #Barack Obama