La noticia de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa ha alcanzado tal magnitud y trascendencia que, amén de dar una imagen de México que pone en tela de juicio al Estado mexicano, ahora un joven irrumpió con una bandera de México en el protocolo de la entrega del Premio Nobel de la Paz, entregado a Malala Yousafzai y Kailash Satyarthi, en Oslo, Noruega, quienes fueron distinguidos con esta medalla, y comenzó a ondear la bandera como forma de protesta.

Luego de que muchas personas se han solidarizado y han alzado la voz como ecos que han repercutido en varios países del mundo, en esta ocasión un joven individuo se plantó ante Malala Yousafzai y le pidió que no se olvidara de México, en referencia al caso similar que ocurre en India, donde matan a las jóvenes que quieren estudiar, pero que en México ocurre a quienes quieren ser profesores, y acto seguido empezó a vociferar muy probablemente la petición de justicia para el caso de los normalistas que fueron víctimas de policías que los entregaron a criminales bajo órdenes de José Luis Abarca, el ahora ex presidente municipal de Iguala, Guerrero y su esposa María de los Ángeles Pineda.

De acuerdo con el canal noruego TV2, se especula que el joven puede ser un periodista toda vez que llevaba colgada una cámara réflex al cuello. También el canal de noticias noruego supone que esta acción se refiere directamente a la desaparición de los #Estudiantes de Ayotzinapa, aunque verdaderamente aún desconocen tanto los motivos como la identidad del sujeto, quien fue detenido por la policía noruega.

A pesar de que el joven fue silenciado prácticamente por los aplausos del público asistente a la entrega de los Premios, la irrupción en sí adquiere notoriedad a nivel internacional, toda vez que indica un hecho innegable de un problema sistemático del Estado mexicano que rebasa las fuerzas o voluntades políticas de gobiernos, de varios niveles, que tratan de acallar protestas con paliativos y, consciente o inconscientemente, de esta manera minimizar una serie de acciones que prevalecen desde hace mucho en esta nación.