Parece ser que las tradiciones y creencias religiosas siguen jugando en ocasiones una mala pasada a ciertas personas. A veces la fe y la creencia por una religión o un dios en concreto lleva a la misma obsesión y esto, quizás, puede acarrear diversos daños difíciles de reparar. Tal es el caso de una joven española que sufrió anorexia durante varios años y a consecuencia de esto, y unido con la fuerte obsesión de los padres, la han hecho pasar por este calvario.

Los padres, firmemente creyentes en su religión, creyeron que los ataques de ansiedad que sufría la menor en ese entonces, eran fruto de una posesión demoníaca. Por eso mismo, la joven fue obligada a someterse hasta a 13 exorcismos realizados por un reconocido exorcista. Esto ocurrió en Valladolid, y al parecer el Arzobispado de Burgos reconoció que esta chica fue sometida a numerosas sesiones de exorcismo.

Según declaro ya hace dos años esta joven, los padres la obligaron a hacer penitencia, y fue precisamente este motivo el que la llevo a intentar suicidarse cortándose las venas. Antes de eso, había hecho una declaración ante la Policía Nacional alegando que poseía problemas de anorexia y problemas de ansiedad. Al parecer dejo que de ingerir alimentos por realizar esa penitencia. Un estudiante de Teología sugirió a los padres que podría tratarse de un caso demoníaco y que la hija de estos se la había aparecido en sueños siendo asesinada por un demonio.

Al parecer, las sesiones de este supuesto exorcismo duraron desde el mes de abril de este año hasta el pasado mes de junio. A pesar de que los padres pensaban que la joven ya estaba curada, ya habían ido anteriormente a otro exorcista pero esta vez en la ciudad de Madrid. En esta ocasión no se hizo ningún acto de exorcismo. Por otro lado, esta joven esta postrada en silla de ruedas tras querer suicidarse.

Algunos familiares se esta joven chica han denunciado el caso y de hecho, puede tratarse de un delito de violencia de género, lesiones y maltrato familiar. Sin duda alguna, la fe y la creencia por la religión llevó a esta familia a cometer graves errores. Su fijación por la fe y el más allá les impidió ver que se trataba de un estado anímico y psíquico. Los padres que al parecer obligaron a la joven a hacer todo esto, aun no han recibido una notificación judicial, pero sí se espera que se haga justicia. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud