El 20 de marzo recibiremos el equinoccio de primavera, y como cada año, miles de personas se visten de blanco y acuden a las pirámides o a lugares similares para cargarse de energía positiva. Sin embargo, los científicos argumentan que no es sólo la vestimenta lo que importa, sino también la mentalidad y el tipo de convicciones que tenga la persona que asiste a estos sitios. Ya que si el individuo es de mentalidad negativa ningún ritual (positivo), llámese como se llame, le producirá los resultados que espera.

Los expertos en estas cuestiones aseguran que necesitamos tener una base de convicciones, mentalidady comportamiento positivos, que son las llaves que nos abren puertas y nos dan luz verde para impulsarnos a lograr nuestras metas. Si carecemos de esta base, sólo perderemos el tiempo haciendo rituales en vano. Por eso, algunas personas no creen en estos temas, porque a ellas no les ha dado resultado, por no contar con la mencionada base.

Por consiguiente, tener una mentalidad positiva es el requisito más importante para poder cargarnos de la energía favorable que nos ofrece el equinoccio de primavera.

Los eruditos en el tema, nos amplían la explicación:

Una persona con mente positiva está vibrando en alta frecuencia (genera buena vibra), y se convierte en un imán con la misma polaridad (positiva). Es decir, es un recipiente magnético que atrae y se llena deenergía benéfica.

En cambio, la persona con una mentalidad negativa está vibrando en baja frecuencia (produce mala vibra), y de manera automática su imán (o poder de atracción) adquiere la misma polaridad (negativa). O sea, que su recipiente se llena de mala energía. Esto es una ley universal, una de tantas que existen.

¿Y cómo cambiar nuestra mentalidad si es negativa?

Las recomendaciones más básicas para formarnos una mentalidad positiva son:

1. Utilizar más nuestras cualidades (que todos las tenemos). Y mantener bajo control nuestros defectos, que no es fácil, pero sí muy beneficioso.

2. Adquirir o aumentar nuestro hábito de la buena lectura, preferir temas de superación, motivación, autoayuda, juventud mental (que sí funcionan, si seguimos los consejos).

3. Forjarnos nuevas convicciones, como por ejemplo:

· "Lo mejor de la vida se logra con una mente positiva".

· "La ley de atracción siempre nos da lo que pensamos con mucha insistencia, sea bueno o malo".

· "Si merecemos lo que pedimos, lo conseguiremos".

4. Utilizar nuestra memoria para almacenar conocimientos e información importante. No acumulemos basura mental (datos inútiles, frivolidades, etcétera).

5. Analizar a fondo nuestras creencias, porque puede ser necesario desechar algunos conceptos muy equivocados que traemos grabados y que nos han hecho cometer muchos errores.

6. Cambiar nuestra programación mental, por medio de autosugestiones. La técnica es repetir (con frecuencia) frases afirmativas y en tiempo presente, por ejemplo: "Mis pensamientos son positivos", "Tengo buena salud", "Soy optimista", "Siempre encuentro soluciones", "Mantengo un buen humor"...

7. Revisemos nuestros círculos de amistades, podríamos tener algunos(as) amigos(as) que son muy negativos(as), en este caso es mejor dejar de frecuentar a ese tipo de amistades, sobre todo por salud mental.

 

Estos son, a grandes rasgos, los primeros pasos a seguir si deseamos que nuestra mentalidad sea positiva. #Psicología #Filosofía