El Estado Islámico está utilizando las redes sociales y la promesa de aventura para atraer a las niñas musulmanas británicas a unirse a su causa, dijo un anti-extremita mientras la policía trata de localizar a las tres alumnas de Londres que se cree partieron a Siria.

Las tres amigas, dos de 15 años y una de 16, salieron de sus casas al este de Londres la semana pasada y tomaron un vuelo de Turkish Airlines a Estambul sin decirle nada a sus familias.

La Fundación Quilliam dijo que había todo un trabajo y esfuerzo por parte del Estado Islámico de utilizar sitios web como Twitter, Ask.fm y Facebook para preparar a las jóvenes para que crean que tienen el deber moral y la obligación de incorporarse al grupo militante.

Para las niñas de familias musulmanas conservadoras en Gran Bretaña, a las que les pueden ser negadas las mismas oportunidades que a sus hermanos y compañeros varones, estos mensajes les ofrecen la oportunidad de "hacer algo con su vida" que puede resultar tentador, dijo el director de la Fundación, Haras Rafiq.

"Muchas de estas niñas no se les permite salir, o hacer ciertas cosas en la sociedad", dijo Rafiq.

La Fundación Quilliam estima que unas 600 personas de Gran Bretaña, alrededor de 10 por ciento de ellas mujeres, han viajado a Siria e Irak para unirse al conflicto, sobre todo con el Estado islámico, mismo que ha matado a miles de personas en lo que las Naciones Unidas ha denominado como un régimen de terror.

Rafiq dijo que las chicas son manejadas por los reclutadores del Estado islámico, y que son engañadas con la promesa de aventura y emoción en el extranjero.

"Estas chicas van al extranjero porque no están realmente logrando lo que quieren y consideran que no tienen lo suficiente en Gran Bretaña", dijo, y continuó: "Pero queremos informar a las jóvenes que la forma que tiene el Estado Islámico de dirigirse a ellas y la historia que están vendiendo no es la realidad."

En un informe publicado en noviembre de 2014, La Fundación Quilliam dijo que las mujeres partidarias del Estado Islámico estaban utilizando las redes sociales para persuadir a los musulmanes europeos a viajar a Irak y Siria con "la promesa de una utopía islamista". #Internet