Un grupo de arqueólogos argentinos se dirigieron a la provincia de Misiones para analizar los restos de un edificio que se halla en una reserva natural, según la leyenda local, existe la creencia que dicha construcción fue usada como escondite para varios oficiales nazis que escaparon, de la Alemania de Hitler, cuando esta sucumbió frente a los aliados.

En el lugar, según los investigadores, encontraron monedas alemanas que fueron acuñadas por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Los edificios que fueron construidos, en el interior de una reserva natural (provincia de Misiones, norte de Argentina), tal vez nunca fueron habitados por los nazis fugitivos. Quienes investigan la zona dijeron que es muy probable que ellos hayan descubierto que podían vivir con total libertad en las ciudades argentinas. Algunos de los nazis que huyeron a Argentina fueron Adolf Eichmann y Erich Priebke.

Las misteriosas ruinas

El grupo de arqueólogos, de la Universidad de Buenos Aires, expresaron que tomaron la decisión de realizar una investigación de los edificios en ruinas, debido a la existencia de una leyenda local muy arraigada que alega que las construcciones dentro de la reserva natural habían sido utilizadas para esconder a los nazis que huían de Europa tras la caída de Hitler. Se dice que el lugar fue el escondite de Martin Bormann quien fuera mano derecha de Adolf Hitler.

Hacia el interior, de la reserva natural: parque provincial Teyú Cuaré, se hallan las ruinas entre las malezas. Se ubica cerca de la ciudad de San Ignacio en la provincia de Misiones muy próximo a los límites con Paraguay. Teyú Cuaré es de origen guaraní y significa 'Cueva del Lagarto'. Abarca un área costera sobre el río Paraná y con una superficie de 78 hectáreas. El lugar ha servido de inspiración al escritor uruguayo Horacio Quiroga, quien vivió muchos años en Misiones y poseía su casa en las inmediaciones de la reserva natural.

El investigador Daniel Schavelzon manifestó que la arquitectura de los 3 edificios difería con cualquier otro en la zona, y su propósito de construcción es un misterio. Encontraron una serie de objetos que lo conectaban con la Alemania de 1940, como las monedas acuñadas en la época y un fragmento de porcelana de Meissen hecho en Alemania. Sin embargo, no tienen conexión con los oficiales nazis. También rechazó la leyenda local de que el secretario privado Martin Bormann haya vivido allí, ya que las pruebas a un ADN realizadas en 1998 a un esqueleto encontrado en Berlín dieron positivo de que era Bormann quien se suicidó en 1945 y no huyó a Sudamérica.

Schavelzon insitió que las ruinas, de los edificios del parque Teyú Cuaré, son inusuales. Algunas de las paredes llegan a los 3 metros de espesor, "Fueron una escala increíble", dijo. Además agregó, que la ubicación es completamente inaccesible: "Nadie sería capaz de encontrar si usted no sabía su ubicación exacta". La teoría en la cual trabajan es que los edificios se construyeron como escondite para los oficiales nazis en caso de que perdieran la Segunda Guerra Mundial.

Adolf Eichmann, oficial de la SS que supervisó el Holocausto, vivió en los suburbios de Buenos Aires durante varios años antes de ser capturado por los agentes israelíes: Mossad. Cientos de nazis y fascistas que escaparon de Alemania y Europa ingresaron a Argentina con el permiso del entonces presidente Juan Perón. #Racismo