Expertos chinos en trenes están ponderando construir un tren que sería el más rápido del mundo - viajando a más de 350 kilómetros por hora - el cual por su gran velocidad tendría la capacidad de conectar fácilmente el interior de Mongolia con el sur de China, específicamente con Hainan, esto fue informado por la Comisión de Desarrollo y Reformas de Shaanxi en China. Los constructores esperan que el tren se empiece a construir en el año 2016 y se pueda estar inaugurando en el año 2020. 

Aun no se ha dilucidado completamente cuál sería la longitud exacta que estaría abarcando dicho tren, sin embargo se espera que rompa el récord que ya posee la misma China - unos 3 mil kilómetros de trayecto, desde Baotou hasta Haikou - así que China no solo espera tener el tren más largo del mundo, sino también superarse así misma con la longitud más larga del mundo, lo cual es bastante congruente con el que es el país más poblado de todo el planeta.

El tren se estará construyendo en Mongolia, específicamente en la ciudad de Baotou y se espera que cuando empiece a funcionar transite por Hubei, Hunan, Guangxi, Guangdong, hasta llegar a la ciudad más meridional de China, Hainan, donde se espera que esté su terminal. China pretende con este tren el poder ayudar a mejorar el sistema de transporte del país, así como también proveerle a los turistas un medio para poder transportarse sin mayores dificultades hasta las zonas más remotas del país.

Un punto que se está tomando en cuenta es la parte ecológica, ya que el tren estaría transitando por provincias que tienen importante abastecimientos de agua para el país asiático, como son: el río Amarillo, el río Yangtsé y el mar del sur de China, por lo tanto se está ponderando la manera que haya la menor afectación posible a la ecología de dichas provincias para no afectar dichos centros de abastecimientos de agua, esto de acuerdo a Deng Hongbing, quien es el Director del Centro para la Inversión y Economía Regional de la Universidad de Geociencias de China. #Medios de transporte